Noticia

Snapchat: la app de moda entre los adolescentes

07 enero 2016

07 enero 2016

¿Los Reyes han traído a tu hijo un móvil? Es muy probable que entre las primeras apps que descargue esté Snapchat, una aplicación de mensajería que permite compartir información confidencial. Muchos adolescentes recurren a ella para enviar sus imágenes y videos. Informados = protegidos. 

Snapchat permite enviar fotos y vídeos que desaparecen a los pocos segundos, se autodestruyen. Esta aplicación está disponible para iOS y Android y para tenerla, basta con que entres en la tienda de aplicaciones y te la descargues.

¿No sabes cómo funciona?

Su uso es muy sencillo, no necesitas ser un experto en informática:

  1. Haz una foto y aplícale filtros para mejorarla si quieres.
  2. Guarda o no la foto en la galería.
  3. Define el tiempo que quieras que se vea la imagen en el móvil receptor. Entre 1 y 10 segundos.
  4. Decide si quieres añadirla o no a tu historia.

El receptor de la foto podrá ver el mensaje en ese momento o cuando quiera, siempre y cuando sea en un plazo de 30 días. Si no lo abre en los 30 días siguientes, la foto desaparecerá. Una vez abra la foto comenzará la cuenta atrás del tiempo que había definido el emisor para que fuera vista. ¡Eso sí! Snapchat permite verla una segunda vez.

Una privacidad un tanto dudosa

¿Qué ocurre con las imágenes que se envían a través de Snapchat? ¿Se guardan en algún sitio? ¿Pueden recuperarse?

Tras el revuelo causado el pasado mes de octubre, cuando Snapchat parecía dar carta blanca a los responsables de la aplicación para almacenar y hacer lo que quisieran con las fotos y vídeos de los usuarios, el 1 de noviembre realizaron un comunicado en el que decían lo siguiente:

  • “Los mensajes son automáticamente borrados de nuestros servidores una vez que detectamos que han sido vistos o han expirado”.
  • No podemos, y no lo hacemos, compartirlos con anunciantes o con otras empresas”.
  • “Necesitamos esa licencia para la sección Live Stories”, (apartado de Snapchat que muestra contenido de eventos sociales o de ciudades).

Aun así, recuerda que con un simple pantallazo de la imagen o con una foto a la pantalla del móvil desde un segundo dispositivo, otras personas podrían guardar tu imagen.

Protege a tus hijos

Al igual que el resto de redes sociales, esta herramienta puede usarse bien o mal. Por ello, nunca está de más que presten atención al uso que realizan sus hijos de ella.

Para encontrar información y consejos sobre este tema echa un vistazo a la web de Protégeles. Se trata de una organización en la que abogados, psicólogos y expertos en seguridad y protección al menos te ayudan ofreciendo “soluciones” a los jóvenes y a sus familias de forma gratuita.

¡Enseña a tus hijos a realizar un uso correcto de esta red social!


Imprimir Enviar por email