Alerta

Abusar de la loperamida puede matarte

13 julio 2016
loperamida

13 julio 2016

La loperamida es un medicamento opioide que se utiliza para paliar los efectos de la diarrea. Pero ya ha causado la muerte de al menos diez personas que abusaron de su toma con fines recreativos, y por ello la FDA estadounidense alerta del peligro que supone tomarlo sin control.

La loperamida es un medicamento de la familia de los opioides que ejerce un efecto antidiarreico gracias a que inhibe la motilidad intestinal, y que en España se dispensa bajo los nombres comerciales de Diarfin, Elissan, Fortasec, Imodium, Loperan, Lopestop, Losikole, Salvacolina y Sindiar.

Este fármaco se ha puesto en entredicho ahora, después de que la FDA (Food and Drug Administration), entidad que supervisa los medicamentos en Estados Unidos, haya alertado de que abusar de la loperamida puede causar graves alteraciones cardiacas, que incluso pueden causar la muerte.

El riesgo aumenta si se toman al tiempo medicamentos que interaccionan con la loperamida, detallados en el prospecto de este fármaco.

La ventaja de este medicamento es que sus efectos se producen a nivel local y apenas se absorbe. Por eso, a diferencia del resto de opiodes, no tiene efecto a nivel del sistema nervioso central y, por lo tanto, ni inhibe el dolor, ni produce sedación o euforia.

No obstante, algunas personas han utilizado la loperamida con fines recreativos, y no con fines terapéuticos, buscando precisamente el efecto euforizante que producen los opioides. Ha ocurrido en Estados Unidos y por esa razón se ha originado esta alerta de la FDA, que tiene constancia de 48 casos de alteraciones cardiacas asociados al uso de loperamida, de los cuales diez concluyeron con la muerte de quienes lo consumieron.

La loperamida es un medicamento que no requiere de receta médica, pero debe tomarse de acuerdo a las indicaciones del prospecto: en adultos la dosis máxima diaria es de 16 miligramos. Así, teniendo en cuenta que las presentaciones son de 2 miligramos, ya sea en cápsulas o comprimidos, el número máximo de pastillas o cápsulas que un adulto puede tomar al día son 8.

Evitar la deshidratación

La loperamida ayuda a paliar los síntomas pero no tiene ningún efecto sobre la posible causa de la diarrea. En realidad lo más importante en el tratamiento de la diarrea, y en muchas ocasiones lo único necesario, es evitar la deshidratación. Pero para ello no basta con beber agua, también es necesario aportar glucosa y sales minerales: potasio, sodio, citrato o cloruro.

En las farmacias se venden fórmulas para la rehidratación oral listas para su preparación en casa, que básicamente, lo único que requieren es mezclarlas con agua.

Estas fórmulas se recomiendan sobre todo para lactantes, niños pequeños y ancianos, que son grupos con mayor riesgo de sufrir deshidratación. No necesitan recurrir a las fórmulas de rehidratación oral los adultos capaces de aumentar su ingesta de líquidos y complementarlo con una dieta astringente, a base de arroz, patata, pasta, carnes y pescados blancos a la plancha y/o al vapor, manzana pelada rallada...

 


Imprimir Enviar por email