Informe

Acidez de estómago, ¿qué me tomo?

27 julio 2017
Acidez de estómago

27 julio 2017

Almax, Sal de fruta Eno, Pepcid, Omeprazol… Proporcionan un alivio de los ardores de estómago y, aunque se pueden comprar sin receta, no por eso se deben tomar a la ligera, ni durante el tiempo que nos parezca. Te contamos las diferencias de estos medicamentos, sus indicaciones y reacciones adversas.

Tipos de medicamentos para el ardor

Muchos medicamentos para tratar la acidez de estómago se pueden obtener en la farmacia sin receta médica. Es por estos motivos que, además de ser recomendable contar con consejo médico o farmacéutico antes de su toma, resulta interesante antes de decidirse por uno de ellos saber los pros y contras de los distintos tipos presentes en el mercado.

¿Cuál es el mejor medicamento para la acidez estomacal?

Para controlar el malestar que produce la acidez de estómago tenemos tres tipos de medicamentos:

-Los antiácidos (Almax, Maalox, Rennie, Magion, Sal de fruta Eno, Gaviscon, etc).

-Los inhibidores de la secreción ácida, dentro de los cuáles tenemos a su vez dos tipos:

  • Los antagonistas del receptor de histamina H2 (famotidina y ranitidina).
  • Los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol).

Protectores gastricos y antiácidos: acción inmediata y temporal

Los antiácidos son aquellos medicamentos que mediante una reacción química sencilla neutralizan el ácido clorhídrico del estómago, es decir, son moléculas que al entrar en contacto con el ácido clorhídrico lo transforman en un nuevo compuesto químico no ácido, generalmente, en una sal y en agua. 

Hay multitud de diferentes antiácidos: Almax, Maalox, Rennie, Magion, Sal de fruta Eno, Gaviscon, etc. pero todos funcionan exactamente del mismo modo.

¿Cómo se debe tomar un antiácido?

Los antiácidos están indicados para el tratamiento sintomático y temporal de procesos que cursen con hipersecreción ácida. Es decir, alivian el dolor y las molestias que produce el exceso de acidez de forma temporal. Por ejemplo: el caso típico de ardor de estómago puntual tras una comida copiosa o picante etc. O también para casos de reflujo gastroesofágico o incluso en casos de úlcera péptica.

El reflujo gastroesofágico es una enfermedad que se produce cuando el músculo que separa el esófago del estómago no se cierra del todo dejando que el contenido del estómago regurgite de nuevo hacia el esófago. El problema del reflujo gastroesofágico es que no es algo puntual como puede ser el ardor de estómago, sino que va a ser un problema más a largo plazo que si no se trata acaba derivando en esofagitis, es decir, inflamación y erosión de la cubierta del esófago que a su vez puede acabar produciendo hemorragias y estrechamiento del esófago acompañado de dolor y dificultad para tragar. En los casos más graves, cuando durante años no se ha prestado atención al problema, puede llegar a ocasionar cáncer de esófago. Aunque esto último sea poco frecuente.

En cuanto a su efecto, la principal ventaja de los antiácidos es que son de acción rápida (actúan en menos de 15 minutos) y además tienen la ventaja de que muchos de ellos están disponibles en formas líquidas lo cual permite que al ingerirlos vayan lavando la pared del esófago a su paso, arrastrando posibles restos de ácido del contenido gástrico regurgitado. La principal desventaja de estos medicamentos es que, como hemos comentado antes, su acción es temporal y dura menos de una hora.

Reacciones adversas de los antiácidos

Los antiácidos son medicamentos bien tolerados, excepto en personas que tengan problemas de riñón ya que en ellos se pueden acumular las sales generadas al no poder eliminarlas en la orina, pero en líneas generales en el resto de las personas las reacciones adversas que pueden producir suelen ser leves, de carácter transitorio y suelen ser de tipo estreñimiento o diarrea.

Con respecto a las interacciones con otros medicamentos, quizás la más destacable sea que al cambiar el nivel de acidez gástrica esto puede alterar la absorción gástrica de otros medicamentos que se tomen concomitantemente, por eso es importante espaciar la toma de antiácidos con respecto a la toma de otros medicamentos.

Famotidina y ranitidina: efecto duradero

El otro grupo de medicamentos que tenemos para combatir el exceso de acidez y los problemas derivados de ello son los inhibidores de la secreción ácida. Y dentro de ellos tenemos dos tiposantagonistas del receptor histaminérgico H2 (famotidina y ranitidina) y los inhibidores de la secreción ácida (omeprazol).

Los medicamentos de la familia de los antagonistas del receptor histaminérgico H2 incluye dos medicamentos diferentes: la famotidina, que se comercializa con el nombre de marca Pepcid, y la ranitidina que se comercializa con los nombres de marca Ardoral y Leiracid.

Indicaciones y efectos

Estos medicamentos actúan a través de un mecanismo más complejo que los antiácidos y a diferencia de estos no neutralizan el ácido existente, sino que consiguen inhibir o anular la producción de ácido gástrico. Lógicamente conseguir anular la producción de ácido implica que no son tan rápidos como los antiácidos en actuar, se necesita entre 1,5 y 3 horas para que estos medicamentos hagan efecto, pero por otro lado su efecto es más duradero: de unas 10-12 horas aproximadamente.

La famotidina y la ranitidina están indicados también para el alivio sintomático de los procesos que cursan con hiperacidez gástrica, es decir, casos puntuales de ardor de estómago. Y también para el tratamiento del reflujo gastroesofágico y úlcera péptica.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la ranitidina?

Estos medicamentos son también bien tolerados y las reacciones adversas suelen ser de carácter leve y muy poco frecuentes. Dentro de las que aparecen más frecuentemente tenemos a nivel del aparato digestivo: diarrea o estreñimiento y a nivel del sistema nervioso: cefaleas o mareos.

Respecto a las interacciones con otros medicamentos, tienen el mismo problema que los antiácidos, es decir, que al cambiar el nivel de acidez gástrico puedes alterar la absorción de otros medicamentos, en algunos casos la absorción de los otros medicamentos disminuye y en otros casos aumenta. Pero ahora, a diferencia de lo que pasa con los antiácidos, ya no basta con espaciar unas pocas horas la toma de los otros medicamentos con respecto a la hora en que tomamos la famotidina o ranitidina, ya que el efecto sobre los niveles de acidez de estos 2 medicamentos es de casi 12 horas. Esto significa que dependiendo de cuál sea la otra medicación que debemos tomar, es posible que sea necesario ajustar la dosis de ese segundo medicamento, o que sea necesario tomarlo al menos 1-2 horas antes de que nos tomemos la famotidina o ranitidina, o que tengamos que esperar al menos 10 horas para poder tomarlo, que es cuando el efecto de la famotidina o ranitidina empieza a desaparecer.

Omeprazol, el más potente

El segundo tipo de los inhibidores de la secreción ácida, son los medicamentos de la familia de los inhibidores de la bomba de protones, dentro de la cual tenemos 5 medicamentos diferentes, pero que se pueda adquirir en farmacia sin receta solo hay uno: el omeprazol. El omeprazol sin receta se comercializa bajo el nombre de marca Omeprazol Sandoz Care.

Indicaciones y efectos

Esta familia de medicamentos es la más potente de las tres en cuanto a su capacidad para inhibir la secreción ácida y también en cuanto a su mayor duración del efecto. La inhibición de la secreción ácida que producen estos medicamentos es tan potente que, bajo prescripción médica, se usan para otras situaciones aún más serias que las mencionadas anteriormente.

¿Cuántas veces al día se puede tomar esomeprazol?

El omeprazol, al igual que los antagonistas del receptor histaminérgico H2, no es de acción inmediata, es decir, hay que esperar 1-2 horas para que empiece a hacer efecto, eso sí, su efecto es tan duradero que solo hace falta tomarlo una vez al día. Evidentemente un efecto tan potente y tan duradero no está libre de un mayor número de precauciones de uso, interacciones y efectos adversos.

Reacciones adversas

Las reacciones adversas más frecuentes que el omeprazol puede producir tienen que ver con el dolor abdominal, el estreñimiento, la diarrea, la flatulencia, las náuseas o vómitos y las cefaleas. En relación a las interacciones con otros medicamentos, el omeprazol, al igual que las familias de medicamentos anteriores, afectará la absorción de aquellos medicamentos que requieran cierto nivel de acidez para absorberse adecuadamente. Pero es que además el omeprazol puede alterar los niveles de anticoagulación en aquellas personas que toman Sintrom, disminuye el efecto del antiplaquetario clopidogrel y está totalmente contraindicado con el uso de ciertos antivirales.

En cuanto a las precauciones de uso se ha visto que el uso prolongado (durante un año o más) de omeprazol está asociado a un aumento del riesgo de fractura de cadera; a bajos niveles de magnesio en sangre lo cual causaría: calambres, dolores musculares y arritmias; a neumonía e incluso a infecciones digestivas por patógenos como Salmonella que ante un entorno menos ácido podrían colonizar el tracto digestivo.

Es por ello, que el Omeprazol Sandoz Care (de venta sin receta) solo está autorizado para ser usado durante un máximo de 14 días y solo para el tratamiento de los síntomas de reflujo (por ejemplo, ardor, regurgitación ácida). Si a los 14 días, los síntomas no han mejorado, se recomienda no continuar automedicándose y acudir al médico porque probablemente haya un problema de base importante que requiera diagnóstico médico.

ardor de estómago

Remedios naturales contra el ardor de estómago

En cualquier caso, si uno tan solo sufre de ardor de forma ocasional lo que se recomienda es, antes de empezar a automedicarse, probar con los siguientes cambios de hábitos:

  • Evitar aquellos alimentos que se sabe pueden desencadenar acidez de estómago: el alcohol, las comidas picantes, los fritos, el ajo, la cebolla, el café o las bebidas ricas en cafeína, etc.
  • Evitar comidas copiosas.
  • Evitar ir a la cama nada más terminar de comer, esperar al menos 2 horas.
  • Perder peso en caso de sobrepeso.
  • Dejar de fumar.

En caso de ardor puntual desencadenado por una comida abundante o copiosa, si decides automedicarte, puedes probar con cualquiera de los medicamentos que aquí mencionamos ya que todos tienen indicación autorizada, no obstante, los que te ofrecerán un alivio más rápido son los antiácidos. Y con una duración de efecto más acorde a la gravedad del problema son la famotidina o la ranitidina.

En caso de sufrir de acidez de estómago de forma habitual (más veces de dos veces por semana) es posible que sufras de reflujo gastroesofágico y en ese caso el omeprazol seguramente sería lo más adecuado. Pero en caso de encontrarte en esta última situación lo más recomendable es acudir al médico para que haga un adecuado diagnóstico.

En líneas generales no hay que abusar nunca de la automedicación y con más razón aún en el caso del omeprazolNo lo uses de forma continuada en el tiempo a no ser que así te lo haya prescrito el médico. Al fin de cuentas para el tratamiento sintomático de los casos puntuales de acidez recurrir al omeprazol sería como matar moscas a cañonazos.