Noticia

Paperas en jóvenes vacunados, ¿por qué?

Un nuevo brote de paperas en adultos jóvenes ha tenido lugar en la Comunidad de Madrid. Recordamos que muchos jóvenes recibieron en su momento dosis de vacuna triple vírica que no les ha protegido por completo de la parotiditis: los grupos de mayor riesgo, nacidos entre 1985 y 1988 y entre 1995 y 1999, deberían plantearse una revacunación.

03 abril 2019
paperas

Al igual que ha sucedido en anteriores ocasiones, es noticia un nuevo brote de parotiroditis (paperas) que está afectando a adultos jóvenes en la Comunidad de Madrid. No es un hecho aislado, pero sí sorprendente: ¿cómo pueden contagiarse individuos que estaban vacunados, es decir, inmunizados, contra esta enfermedad? Por un lado, porque la dosis de la vacuna triple vírica que se les puso a un grupo de jóvenes ofrecía una protección reducida frente a parotiditis. Y por otra parte, porque la protección que ofrece esta vacuna no es universal.

Alerta por paperas o parotiditis

Paperas es el nombre común de la parotiditis. Esta es una enfermedad vírica, caracterizada por inflamación de las glándulas productoras de saliva (generalmente la más grande, la glándula parótida). Además de la inflamación de la parótida, suele cursar con síntomas inespecíficos como fiebre, dolor de cabeza, malestar, dolores musculares o falta de apetito.  

Entre las complicaciones más frecuentes (que pueden ocurrir incluso sin inflamación de la parótida) están:

  • La orquitis o inflamación testicular, que se da en un 20-30% de los casos en los hombres pospúberes afectados. Es dolorosa y llamativa, pero pese a la creencia popular, rara vez produce esterilidad...
  • La ooforitis o inflamación de los ovario, que se da en aproximadamente un 5% de las mujeres pospúberes afectadas.
  • La pancreatitis (generalmente leve), una complicación que puede producirse en alrededor de un 4% de los casos.
  • La meningitis sintomática se da en el 10% de los casos, si bien las personas afectadas se recuperan por lo general sin complicaciones.

Es muy raro que aparezcan otro tipo de complicaciones más graves.

Brotes de paperas pese a las vacunas, ¿cómo?

Los brotes de paperas no son algo excepcional, sino que se vienen sucediendo cíclicamente en los últimos años. A partir del año 2005 se observó un aumento en la incidencia de parotiditis con brotes en muchas comunidades autónomas, con una elevada proporción de casos en individuos vacunados.

El estudio de los brotes permitió comprobar que la mayoría de los afectados habían recibido alguna dosis de vacuna triple vírica (que incluye además de la inmunización frente a la parotiditis, la de sarampión y la rubeola) cuyo componente frente a parotiditis contenía la cepa Rubini, que genera una protección frente a la parotiroditis significativamente menor.

Esto sucedió básicamente en niños, hoy adultos, nacidos entre 1985 a 1988 y entre los nacidos entre 1995 a 1998: son estos los individuos más expuestos. Pero lo cierto es que  incluso con las vacunas que se administran hoy día existe un pequeño porcentaje de personas que no se inmunizan totalmente, dando lugar a una pequeña bolsa de personas susceptibles. Por eso, incluso altas coberturas de vacunación como las que se dan en España, no previenen todos los brotes.

También el sarampión

Los de parotiditis no son los únicos brotes que han despertado las alarmas en los últimos años en nuestro país. Ha sucedido también con el sarampión, otra enfermedad frente a la que proporciona protección la vacuna triple vírica.

En este caso, más que a un "fallo" en el potencial protector de la vacuna, el problema es que España hay un número importante de adultos no vacunados de sarampión (la triple vírica se introdujo en el calendario infantil en 1981), pero que tampoco pasaron la enfermedad. La recomendación actual es que se vacunen los nacidos entre finales de los años sesenta y primeros ochenta que no se vacunaran en su momento o en los que no pueda documentarse que tienen inmunidad (porque sepan que no pasaron la enfermedad o porque no haya hay evidencia serológica). Los nacidos antes de ese momento no tienen por qué preocuparse, ya que en aquella época el virus circuló tanto que presentan inmunidad natural, al igual que parece suceder con la parotiditis.

Tranquilidad... y revacunación

Situaciones como la que se ha producido estos días con el brote de paperas en Madrid están bajo control de las autoridades sanitarias, por lo que hacemos un llamamiento a la tranquilidad. También animamos a revisar la cartilla de vacunación

Nuestro consejo para los nacidos entre 1985 y 1988, y entre 1995 y 1998 , sobre todo si les consta que se les administró la vacuna triple vírica del laboratorio Berna (Triviraten ®, la marca que contenía la cepa Rubini) es que consulten con su médico sobre la necesidad de una dosis adicional de vacuna. Aunque se debería haber corregido el estado vacunal de estas personas (en su momento, tras saltar las primeras alarmas, las comunidades autónomas promovieron diversas campañas de revacunación), nos consta que en muchos casos esto no se ha hecho.

Las vacunas no son solo cosa de niños

Si la vacuna triple vírica solo se implantó a partir de 1981, hay muchos adultos sin inmunizar… ¿deben vacunarse con triple vírica?

En un reciente documento sobre vacunación de adultos publicado por el Ministerio de Sanidad se recomienda de forma expresa la vacunación con dos dosis de vacuna triple vírica con un intervalo entre dosis de al menos 4 semanas, a las personas nacidas en España a partir de 1970 y sin historia documentada de vacunación con triple vírica (que incluye sarampión, parotiroditis y rubeola). Si hubieran recibido con anterioridad una sola dosis, se administrará una segunda.

No se recomienda de manera general la realización de serología a rubeola ni parotiditis por problemas de sensibilidad de las técnicas y su interpretación. Las mujeres en edad fértil deben evitar el embarazo en las cuatro semanas siguientes a la vacunación