Noticia

Aspen se compromete a bajar los precios de sus medicamentos contra el cáncer

15 julio 2020
aspen

La farmacéutica Aspen se compromete con la Comisión Europea a reducir en un 73% de promedio el precio de sus seis medicamentos contra el cáncer y de garantizar el suministro durante los próximos cinco años. Una buena noticia para los pacientes y para el Sistema Nacional de Salud.

Aspen, bajo la lupa de la Comisión Europea

En mayo 2017 la Comisión Europea inició una investigación formal contra la compañía Aspen en relación, a un posible abuso de posición dominante por la imposición de precios excesivos a seis medicamentos citostáticos que estaban fuera de la protección de la patente desde los años 70. Aspen comercializaba estos medicamentos en la Unión Euroepa desde que en el año 2009 comprara a la farmacéutica GlaxoSmithKline los derechos de comercialización.

Estos seis medicamentos citostáticos (melfalan comprimidos, melfalan inyectable, mercaptopurina comprimidos, busulfano comprimidos, tioguanina comprimidos y Leukeran comprimidos) se usan en el tratamiento de cánceres hematológicos y no tienen posible sustituto o fácil alternativa. En el año 2012 Aspen comenzó a incrementar los precios de estos fármacos en diferentes países de la Unión Europea.

Una agresiva política de precios que provoca reacciones

En el año 2016, a raíz de una denuncia de la organización de consumidores italiana Altroconsumo, la autoridad de la competencia italiana (AGCM) multó a Aspen con 5 millones de euros y obligó a la compañía a renegociar nuevos precios para estos medicamentos con las autoridades sanitarias italianas. La AGCM consideró probado que la compañía había amenazado a los reguladores italianos, la agencia italiana del medicamento (AIFA), con interrumpir el suministro de estos medicamentos si no se aceptaban los incrementos solicitados. Los incrementos que Aspen solicitaba en Italia oscilaban entre un 300-1500%, la AGCM consideró que no existía justificación económica que permitiera explicar la desproporcionalidad de los incrementos.

Esta estrategia se ha repetido en diferentes países europeos, también en España, donde OCU ya denunció a finales de 2016 la situación ante el Ministerio de Sanidad. De hecho, la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) abrió un expediente sancionador a Aspen a principios de 2017 con objeto de investigar el posible abuso de posición dominante de la compañía en el mercado español. A día de hoy, de los seis medicamentos de Aspen, solo uno se comercializa en España, mientras que el resto se importan como medicamento extranjero desde el año 2014, momento en el que Aspen cesó la comercialización de sus medicamentos en España ante la negativa de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos de aceptar las subidas de precio que se solicitaban. Los incrementos inicialmente solicitados en España oscilaban también entre el 400-2500%. A modo de ejemplo, en 2013, el precio de venta del laboratorio de 100 comprimidos de busulfano 2 mg de Aspen era de 7,6 €; el precio que meses después Aspen solicitaría al Ministerio por el mismo medicamento ascendía a 220 €.

Aspen se compromete a bajar los precios

La CNMC no pudo concluir su investigación ya que, a mediados de 2017, la Comisión Europea se hizo cargo de la investigación. Finalmente el resultado ha sido el acuerdo por el que la compañía farmacéutica Aspen se ha comprometido a:

  • Rebajar en un 73% el precio medio de estos medicamentos en los países de la Unión Europea, durante los próximos 10 años.
  • Garantizar el suministro de estos medicamentos durante los próximos 5 años.
  • Durante los siguientes 5 años, si la compañía no pudiera garantizar el suministro de estos medicamentos, se compromete a vender los derechos de comercialización.
  • Estos compromisos tienen carácter retroactivo  desde octubre 2019.

Victoria para los pacientes y el SNS

Este caso es un nuevo ejemplo de que los altos precios de medicamentos fuera ya de patente no están justificados y no deberían tener cabida en la Unión Europea.

Los precios abusivos comprometen el acceso a los medicamentos, ponen en riesgo la salud de los pacientes y causan graves daños económicos a los sistemas públicos de salud.

Desde OCU aplaudimos los compromisos alcanzados y esperamos que la Comisión Europea los haga vinculantes lo antes posible y que las rebajas de precio a las que se compromete Aspen se implementen también cuanto antes.