Noticia

Secadoras: consejos de mantenimiento

14 octubre 2018
Consejos para alargar la vida de tu secadora

14 octubre 2018

Si tienes secadora en casa, te recomendamos primero que leas su manual de instrucciones, será tu garantía para que la sepas aprovechar al máximo. Te damos unos consejos útiles para que, tú mismo y sin esfuerzo, te encargues de su mantenimiento, de esta manera alargarás su vida y ahorrarás en tu factura energética.

Mantener bien la secadora es algo fundamental para alargar la vida de este electrodoméstico y para que funcione correctamente sin gastar energía de más. Si quieres sacar el máximo partido a tu secadora y asegurar su eficacia, hay unos principios básicos de mantenimiento que no debes pasar por alto:

1. Vacía el agua condensada en el depósito. El tanque de agua condensada está situado normalmente arriba a la derecha, aunque algún modelo lo tiene acoplado a la puerta. Hay que retirar el agua cuando el depósito está lleno (a veces se enciende un indicador avisando de esto). Otra posibilidad es conectarlo directamente al desagüe.

2. Limpia el filtro de pelusas. Este filtro está normalmente situado en la puerta de la secadora o abajo, en la parte inferior de la misma. Hay que retirar estos restos de ropa, pues de no ser así pueden llegar al condensador y hacer perder eficiencia al equipo. Esto implicaría un mayor gasto en la factura eléctrica. Lo recomendable es hacerlo después de cada programa.

3. Limpia el condensador. Dependiendo de si es o no extraíble habrá que hacerlo de una manera u otra.

Si es extraíble. Busca el condensador en la parte inferior izquierda de tu secadora. Tendrás que abrir una escotilla y verás que hay unas pestañas de fijación que deberás abrir. Extráelo y lava el condensador con agua fría desde la zona trasera a la delantera. Hazlo con cierta frecuencia, cada 10-12 programas de secado.

Si no es extraíble. Limpia la rejilla varias veces al año usando un aspirador. Aprovecha para limpiar además la rejilla de ventilación para que el aire pueda circular libremente. 

4. Limpia el tambor. Hazlo con un paño húmedo para evitar la acumulación de cal. Limpia también el sensor de humedad. Se encuentra situado a la entrada del tambor.


Imprimir Enviar por email