Noticia

Lavavajillas: consejos de uso

02 marzo 2018
lavavajillas

02 marzo 2018

Saca el máximo partido a tu lavavajillas. Si lo cuidas como es debido te devolverá el favor ofreciéndote una vajilla limpia y brillante como a ti te gusta. Te damos unas sencillas recomendaciones sobre su uso y mantenimiento para que en cada lavado logres unos resultados excelentes.

Si estás seguro de que necesitas un lavavajillas nuevo, antes de comprar nada, date un paseo por nuestro comparador. En él encontrarás los más relevantes del mercado además de toda la información que como consumidor necesitas para tomar una decisión entre toda la oferta.

Comparador de lavavajillas

 

Saca lo mejor de tu lavavajillas

Si tus platos no salen tan limpios como a ti te gustaría, no siempre necesitas comprar un lavavajillas nuevo. Puede que no estés usando un buen detergente, el programa que uses sea inadecuado o incluso que no hayas mantenido el aparato correctamente... sea cual sea la razón prueba a poner en práctica estos consejos y ya verás como mejoran los resultados.

  • No enjuagues la vajilla antes de meterla en el lavavajillas. Elimina los restos de comida con una espátula o un cubierto.
  • Sé cuidadoso al colocar la vajilla en el interior del electrodoméstico.
  • Los platos y las tapas deberás colocarlas lo más vertical posible y bien separados unos de otros. Intenta que no se toquen entre sí para que no se acumulen restos y agua en su interior tras el lavado.
  • Los vasos y las cazuelas mejor ponlas boca abajo.
  • La cubertería se debe poner en el cesto, mejor con el mango hacia abajo. Si en vez de cesto tu lavavajillas tiene bandeja portacubiertos, colócalos con cuidado para que queden de lado.
  • Los utensilios de plástico como los táper mejor ponlos en la bandeja superior que está más alejada de la resistencia y por lo tanto correrán menos riesgo de deformarse.
  • La vajilla más sucia deberá ir abajo ya que el chorro del agua que le llegará será más potente
  • Tu lavavajillas tiene una aspas que giran y por donde sale el chorro de agua. Comprueba antes de ponerlo en marcha que las aspas giran sin que tope con nada. 
  • Llena por completo el lavavajillas así conseguirás ahorrar agua y energía.
  • A la hora de elegir un detergente, usa el más adecuado, si quieres saber cuál es el que mejor ha resultado en nuestros análisis visita nuestro comparador de detergentes para lavavajillas. Ponlo en el cajetín destinado al detergente y cierra la tapa.
  • Usa siempre la dosis correcta de detergente. La opción recomendada por el fabricante suele ser la mejor opción. Una cantidad insuficiente no conseguirá eliminar por completo la suciedad de la vajilla, mientras que una cantidad excesiva no aumenta la eficacia de lavado y será un gasto inútil de producto y un aporte de sustancias químicas innecesarias al medio ambiente.
  • Si quieres que tu vajilla brille, será mejor que añadas abrillantador aunque el detergente que hayas usado sea un Todo en 1. Normalmente vienen con una cantidad insuficiente para ofrecer dichos resultados. 
  • Elige el programa de lavado adecuado y cuando acabe, espera una media hora antes de abrir el lavavajillas para que no se formen manchas o cercos en las piezas de cristal.

Cómo mimar a tu lavavajillas

Si quieres que tu lavavajillas te dure más y con resultados excelentes, además de los consejos anteriores deberías realizar ciertas tareas de mantenimiento realmente sencillas. Son estas,

  • Saca y limpia el filtro una vez por semana y limpia regularmente el dosificador de detergente. Repítelo siempre que la vajilla esté muy sucia. La acumulación de suciedad genera problemas de lavado y gasto superfluo de energía. 
  • Un par de veces al año, también es conveniente sacar las aspas para limpiar las ranuras. No es nada complicado solo tienes que desenroscar o tirar de ellas con facilidad. Cada lavavajillas tiene su método.
  • Dependiendo de tu localidad, ya sabrás que el agua puede que tenga más o menos cal. Dependiendo de ello añade sal para lavavajillas en un depósito que se encuentra cerca del filtro, generalmente cuando se encienda el testigo o con cierta regularidad. Desenrosca la tapa, (puede que tenga agua en su interior) y vierte la sal hasta que quede bien colmado.

 


Imprimir Enviar por email