Consejos

Mi lavavajillas no funciona

Cosas que puedes hacer antes de llamar al técnico

¿Tu lavavajillas no se enciende? ¿Los platos no salen limpios? ¿Pierde agua? Si tienes algún problema con tu lavavajillas, hay algunas comprobaciones y pequeños arreglos sencillos que puedes hacer sin necesidad de ayuda profesional. Te ahorrarás tiempo y dinero y tu lavavajillas puede volver a funcionar como esperas.

09 marzo 2022
lavavajillas - persona con guantes cargando platos

El lavavajillas nos evita un incómodo trabajo y, además, supone un ahorro de agua y energía respecto a fregar a mano. Por eso, cuando no funciona bien, supone un trastorno. Llamar al servicio técnico implica tiempo de espera y un gasto seguro, pues solo por venir te cobrarán el desplazamiento

¿Te podrías ahorrar ese trámite? Pues depende del problema: es posible que con unas cuantas comprobaciones y un buen mantenimiento lo puedas arreglar. Pasamos revista a algunos problemas frecuentes que puede sufrir tu lavavajillas y a sus posibles soluciones.

El lavavajillas no se enciende

Si tu lavavajillas no funciona, sigue estos pasos:

  • Comprueba si el lavavajillas está correctamente instalado: mira que el enchufe está  conectado a la red eléctrica y que no hay un fallo en el suministro de corriente en el domicilio o se ha disparado el interruptor de protección del circuito.
  • Verifica que la puerta está bien cerrada (algún objeto que sobresale puede impedir el cierre completo) y que la función de inicio retardado no está programada.

Si el problema continúa, desenchufa el lavavajillas de la red eléctrica retirando el enchufe y sigue los siguientes consejos. En principio, sirven para cualquier modelo, pero es importante que tengas a mano el manual de instrucciones de tu lavavajillas por si tiene alguna particularidad. Si ves que el problema es más complicado de lo que pensaba, lo mejor es llamar a un profesional. 

El lavavajillas hace un ruido extraño

Los lavavajillas son aparatos bastante silenciosos por lo general. Si escuchas algún ruido que te parece extraño durante el lavado, haz lo siguiente:

  • Abre la puerta y asegúrate de que no haya platos o cubiertos chocando entre sí. Haz girar las aspas con la mano y verás si los brazos rociadores están golpeando algún elemento de la vajilla que produce el ruido. 
  • Comprueba que el lavavajillas está horizontal y bien nivelado.

Si el ruido continúa, deberás pedir ayuda a un profesional.

No entra agua en el lavavajillas

Algunos modelos ya avisan en la pantalla de este problema.

  • Comprueba que no hay un corte de agua en la vivienda abriendo cualquier otro grifo.
  • Asegúrate de que el grifo de entrada de agua del lavavajillas está abierto
  • Revisa también que la goma de entrada de agua no está doblada o aplastada contra la pared.
  • Mira el filtro y comprueba que no está obstruido.

Si todos estos elementos están correctos, consulta con la empresa de suministro de agua si hay algún problema de presión del agua en la zona. Aproveche para preguntarles por la dureza del agua en su zona de cara a ajustar el descalcificador.

platos colores en lavavajillas

Los platos salen mal lavados

En ocasiones, puede ocurrir que tus platos no salen bien lavados: aparecen con restos, quedan opacos y sin brillo…Puede haber varios motivos:

  • El filtro está sucio: ten en cuenta que el lavavajillas necesita limpieza. La máquina no se limpia Retira los restos de alimentos que quedan en los filtros (suele haber un cestillo de plástico y otro filtro más grande), límpialos con un poco de detergente para retirar la grasa y pásalos por el chorro de agua. Verifica también que los pequeños orificios que tienen las aspas están limpios. Si hay restos, retírelos con la mano o con la ayuda de un utensilio puntiagudo. 
  • El detergente no se ha disuelto bien: comprueba que el compartimento del detergente se ha abierto del todo y que el detergente ha desaparecido. En ocasiones, quedan restos dentro del compartimento o se observa una parte de la pastilla en el fondo del aparato. Si fuera así, ten cuidado en el siguiente lavado de que ningún objeto entorpezca la apertura.
  • Los platos no están bien colocados: vigila que los platos no se toquen entre sí, que los recipientes quedan siempre boca abajo y que los que son altos y estrechos no estén demasiado inclinados o pegados entre sí impidiendo que el agua circule entre ellos. 
  • El agua viene con poca presión: la baja presión del agua puede ser un problema de la red de suministro o bien del edificio, en cuyo caso hay que comentarlo con la comunidad de propietarios. 
  • La goma de desagüe está obstruida, doblada o pillada entre el aparato y la pared.
  • El programa de lavado seleccionado no es adecuado: tal vez tenga seleccionado un programa rápido o de baja temperatura que no es eficaz si los utensilios están muy sucios. 
  • Falta sal en el depósito: la sal sirve para regenerar el descalcificador y evitar el exceso de cal en el agua. La falta de sal puede ser también motivo de los malos resultados del lavado así como la errónea cantidad de detergente o la falta de abrillantador

Hay manchas blancas en las copas y vasos

¿Los vasos y copas de cristal salen del lavavajillas con una capa blanca a pesar de haberlas colocado correctamente? Puede ser por varias causas:

  • Falta abrillantador en el depósito: la función del abrillantador es facilitar el secado y evitar que las gotas de agua dejen huellas sobre los platos y vasos.
  • El agua es demasiado dura: el grado de dureza del agua es un factor determinante en los resultados finales del lavado. Si el agua de tu vivienda tiene mucha cal, no será suficiente con añadir sal, debes ajustar el descalcificador en función de la dureza del agua para que se regenere con más frecuencia. Consulta las indicaciones del fabricante. El dato concreto de dureza de agua en tu vivienda te lo puede proporcionar la compañía de abastecimiento de aguas de tu localidad: tendrás que llamarles o consultar su web.

Restos de detergente en el lavavajillas

Hay varias cosas que puedes hacer para evitar los restos de detergente:

  • Ajusta la dosis: es posible que esté usando demasiado detergente. Consulta las dosis recomendadas por el fabricante en el envase y no las superes. El exceso se puede ir atascando en la cubeta y los conductos.
  • No uses pastillas en programas rápidos o cortos, ya que algunas pueden no tener tiempo suficiente para disolverse por completo.

Los platos no se secan

La causa más común de un mal secado suele ser la falta de abrillantador en el depósito, pero puede haber otras. De todas formas, algunos lavavajillas secan mejor que otros y esto se nota, sobre todo, en los plásticos.

Detergente lavavajillas

El lavavajillas no desagua 

Por lo general, este problema ocurre:

  • Cuando el filtro está obstruido con restos de alimentos. Para resolver esta situación, simplemente retira el filtro y límpialo
  • La goma de desagüe está obstruida, doblada o pillada entre el aparato y la pared.
  • Si no es por ninguna de estas causas, puede tratarse de una avería en la goma de desagüe: en ese caso, tendrás que llamar al técnico.

Fuga de agua en la puerta de la máquina 

  • El agua se puede salir del lavavajillas si la puerta no cierra herméticamente. Es posible que esté tropezando con algo.
  • Comprueba si la junta de goma de la puerta está sucia o dañada. En caso de que observes suciedad, haz una buena limpieza alrededor de la puerta, en las juntas de la puerta y en el interior es fundamental para evitar este problema. Si la goma está dañada, puedes cambiarla.

Cómo cambiar la goma de la puerta del lavavajillas

  1. Compra una goma de repuesto, asegurándote de que sea compatible con tu modelo de lavavajillas. 
  2. Retira la junta antigua: al hacerlo, fíjate bien cómo está colocada, pues su forma puede ser distinta por un lado y por el otro. La nueva debe instalarse de la misma forma.
  3. Limpia y seca la zona sobre la que vas a instalar la nueva junta.
  4. Calienta con un secador la nueva junta. Cuando esté tibia y se haya ablandado, comienza a instalarla: puedes comenzar por un extremo o por el centro (en ese caso, dóblala por la mitad para ver cuál es el punto medio). Por último, cierra la puerta del lavavajillas para presionar la junta firmemente en su lugar y espera unas horas antes de volver a utilizar el lavavajillas.

El lavavajillas huele mal

La causa más frecuente de "mal olor" en el lavavajillas son los restos de comida que se van acumulando en el filtro. Para evitar la proliferación de bacterias y un mal funcionamiento de la máquina es imprescindible limpiarlo por dentro y comprobar que no ha quedado agua del lavado anterior dentro de la máquina. 

También puedes ejecutar la función autolimpieza si tu lavavajillas dispone de ella. En caso contrario, programa un lavado con detergente, pero con el lavavajillas vacío.

Una vez que el electrodoméstico esté bien limpio, para evitar que vuelva a oler mal, es aconsejable dejar la puerta abierta al finalizar el lavado para que no se acumule humedad. Algunos modelos ya realizan esta acción de manera automática al terminar el programa seleccionado.

Las bandejas están atascadas

¿No hay forma de que la bandeja se deslice y entre en el lavavajillas? A veces, puede bastar con levantarla un poco de atrás para superar el “escalón”. Si con eso no lo consigues:

  • Revisa la cesta de cubiertos porque, si hay alguna rotura en el cestillo, los cubiertos se deslizan hacia abajo y tropiezan, impidiendo que la bandeja entre en su lugar. 
  • Comprueba si hay algún objeto caído en el fondo de la cubeta que choca con la bandeja. 
  • Verifica que no haya ningún utensilio alto que se engancha con los rieles de la bandeja superior.
  • Si la dificultad está en la bandeja superior, introduce la mano para comprobar que no hay ningún vaso o copa apoyada en los rieles que impide su desplazamiento.

¿Te hace falta un nuevo aparato?

Si no encuentras solución a los problemas de tu lavavajillas, consulta nuestro comparador, donde encontrarás modelos independientes y también integrables, en anchos de 60 o los compactos de 45 cm, con sus resultados y precios:

Consulta el comparador del lavavajillas

Los mejores lavavajillas

74 MUY BUENA
CALIDAD
MEJOR
DEL ANÁLISIS
Lavavajillas
Desde 535,30 
73 MUY BUENA
CALIDAD
MEJOR
DEL ANÁLISIS
Lavavajillas
Desde 1.049,00 
73 MUY BUENA
CALIDAD
MEJOR
DEL ANÁLISIS
Lavavajillas
Desde 919,00 

En OCU queremos ayudar a los consumidores a acertar en sus compras y a sacar el máximo partido a sus productos. Por eso ofrecemos la mejor información, objetiva e independiente. Cada mes, cientos de productos pasan por los laboratorios y los resultados de esos análisis se recogen en los comparadores siempre actualizados, de los que nuestros socios disfrutan en exclusiva y sin límites. Confía en nuestras recomendaciones en tu día a día y ahorra cientos de euros.

Ahorra con OCU