Noticia

La Cuenta 123 vuelve a empeorar las condiciones

17 octubre 2018
123

17 octubre 2018

La famosa Cuenta 123 del Santander cambia de nuevo sus condiciones… a peor. El cambio ya no es noticia, pues es la tercera vez en lo que va de año. La novedad es que con este cambio la cuenta deja de ser rentable para muchos de los clientes, que empezarán incluso a perder dinero. Mira si es tu caso y, si es así, plantéate cambiar.

Desde el lanzamiento de la Cuenta 123, el Banco Santander ha ido empeorando paulatinamente sus condiciones y cada vez lo hace con más frecuencia.

  • En febrero de 2017. Santander  añadió nuevos requisitos a los clientes de su Cuenta 123: la obligación de tener contratado un pack de tres tarjetas, una de débito, una de crédito y una de pago aplazado, con un coste de 3 euros mensuales, es decir, 36 euros al año, con la obligación añadida de realizar a menos una compra al trimestre con la tarjeta de crédito. Con este cambio se duplicó el coste de la cuenta.
  • En febrero de 2018 el Santander redujo el importe máximo de retribución de la cuenta, que pasó de 15.000 a 10.000 euros. Esto supuso una pérdida de 150 euros al año para aquellos clientes que mantenían saldos iguales a superiores a 15.000 euros.
  • En junio de 2018, volvió a reducir el importe máximo de retribución, que a partir del 10 de julio pasó de 10.000 a 6.000 euros: los clientes con saldos más elevados dejaron de recibir otros 120 euros al año.
  • Ahora el Banco de Santander ha anunciado que, a partir del 10 de diciembre de 2018, vuelve a bajar la remuneración de la Cuenta 123, uno de sus productos estrella. Es el tercer cambio en lo que va de año.

A partir de diciembre, aún menos rentable

Desde el de 10 de diciembre de 2018, la retribución de la Cuenta 123 pasará a ser del 3% hasta un máximo de 1.000 euros, es decir, como máximo se podrán obtener 30 euros de intereses al año.

Como a esa cantidad hay que descontarle los 72 euros anuales que hay que pagar por comisiones de mantenimiento de la cuenta y de las tarjetas, muchos clientes empezarán a perder dinero con la cuenta 123. Solo los que tengan sus recibos domiciliados por importes elevados podrán obtener rendimientos positivos con la cuenta. Por ejemplo, un cliente que pague 2.100 euros al año en suministros de agua, gas, luz y telecomunicaciones (o sea, 175 euros al mes en recibos domiciliados), obtendrá una devolución de 42 euros al año, que, junto a los 30 euros de intereses alcanzarian los 72 euros anuales de comisiones. Pero como además hay que tributar por esos ingresos, para compensar los 72 euros de comisión, habría que obtener una retribución de al menos 89 euros. Si no es así, tener la Cuenta 123 te costará dinero.

... Pero con los mismos requisitos

Lo que no cambia son las elevadas exigencias del Santander: los requisitos para poder aprovechar la cada vez más exigua retribución siguen siendo la domiciliación de la nómina, de al menos 3 recibos en los últimos 3 meses y además realizar al menos 6 compras con tarjeta (al menos una con la tarjeta de crédito) en los últimos 3 meses. Si se dejan de cumplir, se perderán las retribuciones y las comisiones anuales ascenderán a 132 euros.

Es momento de cambiar

Las entidades pueden modificar unilateralmente las condiciones de sus cuentas (así lo hace el Santander, o lo acaba de hacer el BBVA con sus clientes de la cuenta Blue). No asumen ningún compromiso, y la normativa les permite modificar las condiciones siempre que informen a sus clientes de manera individualizada con al menos dos meses de antelación. Los usuarios también pueden cambiar de entidad, y deberían hacerlo sin demora todos los que, con estos cambios de condiciones, han dejado de ganar dinero con la Cuenta 123 (o incluso han empezado a perderlo).  

No te pierdas entre las ofertas y requisitos: la mejor opción para saber cuál es la cuenta que mejor se adapta a cada caso es usar nuestro comparador

Compara y elige la mejor cuenta corriente


Imprimir Enviar por email