Noticia

Adiós a la Cuenta 123 del Santander

13 noviembre 2019
santander

Adiós a la cuenta más famosa del Santander: tras haber ido empeorando paulatinamente sus condiciones, la Cuenta 123 ya es historia. Ya no se comercializa y el Santander apuesta por otras opciones.

La Cuenta 123 del Santander nació como una cuenta interesante, a pesar de sus exigencias. Pero esta cuenta ha ido poco a poco perdiendo sus ventajas, aunque seguía exigiendo a los clientes una elevada vinculación y tenía comisiones. Con los cambios de los últimos meses muchos de los clientes del Banco Santander empezaron a perder dinero con su Cuenta 123. Muchos se han marchado de la entidad, o están pensando en cambiar de cuentas.

Zero 123 y Cuenta 81, las apuestas del banco

Santander ha reaccionado manteniendo la Cuenta Zero 123 y relanzando su Cuenta 81, un producto que la entidad puso en marcha coincidiendo con el día de la mujer trabajadora y que evoca el año 1981, momento en el que las mujeres pudieron acceder por primera vez a la titularidad de una cuenta bancaria sin necesidad del permiso de su padre o marido

¿Qué ofrecen estas cuentas?

La Cuenta Zero 123 y la Cuenta 81 tienen unas condiciones prácticamente idénticas. Siempre que se cumplan los requisitos, que indicamos más adelante...

  • Son cuentas sin comisiones de mantenimiento
  • Ofrecen disponer de una tarjeta de débito, también sin comisiones.
  • Permiten realizar transferencias sin coste, siempre que se realicen por internet o a través de la aplicación móvil. En  caso de realizarlas en oficina tendrán una comisión fija de 6 euros.
  • Las comisiones por ingreso de cheques es un 0,3% con un mínimo de 3,15%.

¿Cuáles son los requisitos?

Para poder tener estas condiciones el Banco de Santander exige:

  • Domiciliar la nómina o tener ingresos recurrentes, de al menos 600 euros/mes. En el caso de pensiones, se reducen a 300 euros mensuales
  • Tener domiciliados al menos tres recibos de distintos emisores pagados durante el trimestre anterior a la liquidación de la cuenta
  • Utilizar al menos 6 veces, durante el trimestre anterior a la liquidación de la cuenta, cualquier tarjeta emitida por el Banco y asociada a la cuenta.

En el caso de incumplir estas condiciones, aplican una comisión de mantenimiento que asciende a 144 euros al año.

¿No te convence? Cámbiate

Estas mismas condiciones y requisitos son las que el Santander aplicará a los actuales titulares de la Cuenta 123, una vez que transcurran lo plazos fijados por la normativa.

Recuerda que nada garantiza el tiempo que una entidad mantendrá las condiciones de sus cuentas, pues la normativa les permite modificar las condiciones sin más exigencia que informar a sus clientes de manera individualizada con una antelación de al menos dos meses.

Sobre el papel estas cuentas pueden ser una alternativa para quienes cumplan los requisitos, pero también lo eran en origen las de la Cuenta 123 y la de tantas otras... Por eso nuestra recomendación es que, si las condiciones de tu banco no son interesantes, eches un vistazo al comparador y busques la mejor opción.

Compara las mejores cuentas

Cambiarse es fácil

Si cambias de banco, la nueva entidad se encargará de todo: puedes rellenar y entregar en la misma un formulario de “solicitud de traslado de cuenta de pago”.

  • El nuevo banco se ocupará de realizar todos los trámites para cambiar todas las órdenes de pago, así como para recibir los ingresos en la nueva cuenta. Si es necesario te pedirá los datos que necesite para realizar todos los cambios.
  • El antiguo banco, por su parte, deberá cancelar todas la ordenes permanentes que tuviera, transferir los saldos que queden a su nueva cuenta y proceder a la cancelación si así lo has solicitado.