Noticia

Cuenta 123 de Banco Santander: interesante, pero exigente

03 junio 2015
Cuenta 123

03 junio 2015

Es lo último en cuentas remuneradas, y anuncia hasta un 3% TAE: revisamos qué ofrece la Cuenta 123 y comprobamos que puede ser una buena opción para quienes cumplan sus exigentes requisitos.

Si tienes un dinero al que quieres sacar algún rendimiento sin sacrificar su liquidez y sin correr riesgos, una cuenta remunerada puede ser una opción. Por ejemplo, la última novedad, la muy publicitada Cuenta 123 del Banco Santander.

Rentable… pero solo para  unos pocos

Esta cuenta es la mejor elección sólo si se mantienen en el banco saldos medios elevados:  

  • Interesa especialmente a quienes tengan un saldo medio que ronde los 15.000 euros pues obtendría el 3% TAE que se anuncia (un rendimiento que en realidad, tras gastos, se queda en el 2,76% anual).
  • En los saldos inferiores a 3.000 euros, la remuneración es menor. Y el exceso de los 15.000 no se remunera: así que con 22.000 euros, por ejemplo, se obtendría un 1,9%, lo mismo que en el mejor seguro de ahorro.

La Cuenta 123 también devuelve parte de los recibos domiciliados, hasta un máximo de 110 euros al mes:

  • 1% de los impuestos locales como el IBI y de las cuotas a la seguridad social de los autónomos
  • 2% de los recibos de suministros (luz, agua, gas, teléfono…) y de seguros contratados con el banco.
  • 3% de sus gastos de educación (colegios, guarderías, universidades) y algunas ONGs.

Además, se remunera con acciones Santander la contratación y uso de otros productos.

Muchos requisitos

Para poder beneficiarse del  rendimiento, hay que cumplir bastantes condiciones.

  • Hay que  domiciliar en ella la nómina o pensión (mínimo de 600 euros) y 3 recibos.
  • Se deben realizar 6 operaciones al trimestre con la tarjeta de débito (incluidas extracciones de dinero en cajeros).
  • Cobran una cuota mensual de 3 euros (36 al año), que engloba un forfait de gastos que sustituye a la comisión de mantenimiento  y otras comisiones ( transferencias nacionales,  ingreso de cheques, tarjeta de débito…). 

En principio estas condiciones se mantendrán por tiempo indefinido, pero lo cierto es que no están obligados y podrían cambiarse en cualquier momento, bajando el rendimiento.

En resumen, si ya eres cliente del Santander, mantienes en la cuenta un saldo entre 3.000 y 22.000 euros y tienes recibos… te puede interesar, pero estate atento. Si no te convence y estás buscando una buena cuenta, consulta nuestro:

Comparador de cuentas


Imprimir Enviar por email