Consejos

Prevenir incendios forestales, tarea de todos

01 agosto 2018
incendio

01 agosto 2018

Cada año se queman centenares de hectáreas de monte en España. Combatir los incendios forestales exige el esfuerzo conjunto de las distintas administraciones y de todos los ciudadanos. Te damos algunos consejos para evitar que arda nuestro entorno natural.

En España, según establece el código penal, la quema intencionada de superficie forestal puede acarrear penas de prisión que van de 1 a 5 años y de 10 a 20 años cuando haya existido peligro para las personas.

Las comunidades autónomas tienen la competencia en materia de prevención y extinción de incendios. Aunque ningún territorio está exento de peligro, Galicia acumula más de la mitad de los incendios forestales que se producen en nuestro país. Los datos provisionales disponibles a 22 de julio de 2018 muestran una menor incidencia de los incendios hasta ahora después de un 2017 por encima de la media, algo que se corresponde con las temperaturas más suaves experimentadas.

Sin embargo, no se puede bajar la guardia, nos encontramos en riesgo máximo de alerta de incendios, probablemente el verano va a ser muy largo, y en cualquier momento puede ocurrir una catástrofe. De hecho el número de conatos se mantiene importante alcanzando ya los 2.400 (incendios con superficie quemada inferior a 1 hectárea). Como novedad los medios de vigilancia cuentan desde el año pasado con drones que además pueden desempeñar labores de vigilancia nocturna, algo muy importante para detectar aquellos incendios que se inician por la noche y que son más sospechosos de ser intencionados.

Calor + viento = riesgo extremo

El verano y el calor disparan el riesgo de incendios forestales en el campo. Las peores condiciones para que se produzcan incendios forestales ocurren con temperaturas superiores a 30° C, humedad relativa por debajo del 30% y vientos de más de 30 km/h. Si se combina con un descuido, la tragedia puede estar servida.

Cada año se declaran varios graves incendios y conatos. Las autoridades locales y Protección Civil no bajan la guardia, pues el riesgo es extremo y en cualquier momento puede ocurrir una desgracia.

Evitarlo también está en tu mano

Prevenir el fuego es tarea de todos:

De las administraciones públicas, que deben crear cortafuegos, mantener limpios y desbrozados los montes, potenciar el pastoreo controlado e impulsar la educación medioambiental, entre otras acciones.

Los agricultores, por su parte, deben seguir las recomendaciones y pautas relacionadas con la quema de rastrojos y extremar las precauciones al utilizar las cosechadoras y cualquier otro tipo de maquinaria pesada, ya que las chispas podrían originar un incendio.

Los ciudadanos también tienen que cumplir una serie de normas:

  • No depositar ningún tipo de basura en el monte. El cristal, así como otra clase de materiales, pueden provocar el fuego mediante el “efecto lupa”.Si eres testigo de vertidos de basura en el monte, de que alguien enciende fuego en una zona no permitida o de cualquier otra acción que pueda perjudicar a la naturaleza o a las personas, llama al teléfono gratuito 062 para ponerlo en conocimiento del Seprona de la Guardia Civil. 
  • Nunca se deben tirar colillas en el monte, pero tampoco en la orilla de caminos o carreteras.
  • Aunque cada comunidad autónoma establece su calendario y su propia regulación, por norma general no se debe encender fuego entre junio y octubre (los meses de mayor riesgo) en los merenderos habilitados para cocinar, salvo alojamientos turísticos que tengan licencia para ello.
  • En verano (y más en una ola de calor como esta), estáte atento: mantente informado en todo momento, presta atención a la radio y a la televisión.

Si te encuentras con un incendio o si ves humo en el monte, llama al teléfono 112: no pienses que habrá avisado otro, pues puede que no sea así. Contra el fuego no hay tiempo que perder: es mucho lo que está en juego.


Imprimir Enviar por email