Informe

Coches a todo gas

01 marzo 2017
coches con gas

01 marzo 2017

Si quieres un coche que tenga una etiqueta ambiental “ECO” tienes que tener un híbrido o un coche que funcione con GLP o GNC. ¿Pero sabes lo que significan estas siglas? En cualquier caso, no son la panacea, tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Te decimos cuáles son para que lo tengas claro antes de comprar.

Coches GLP y GNC

El gas se puede utilizar como combustible en los automóviles mediante motores muy similares a los de gasolina. De hecho, lo habitual es que estos coches puedan funcionar con ambos combustibles, si así lo desea el conductor: o gasolina o gas.

Descifrando las siglas

 

¿Optas por el gas? Has de saber que se pueden usar bien GLP o GNC. Eso sí, antes de comprar el coche deberás decantarte por uno de ellos: no eches GLP en uno de gas natural (GCN) o al revés... Si necesitas aclararte, estas son sus definiciones.

 

  • GLP o gas licuado del petróleo es una mezcla de gas butano y propano. Este producto se almacena y transporta en fase líquida, aumentando su presión para que pase de gas a líquido. El GLP que se vende para su uso en la automoción también se conoce como autogas.
  • GNC es gas natural comprimido, es decir, gas metano. Se almacena en el depósito comprimido a 200 bares de presión.

Tanto el GLP como el GNC se almacenan en depósitos situados normalmente bajo el suelo del maletero, ocupando el hueco de la rueda de repuesto.

Si tienes un coche de gasolina, podrías transformarlo si quieres para que funcionen también con GLP, mediante la instalación de unos kits de transformación que cuestan entre 2.000 y 3.000 euros.

Pros y contras de GLP y GNC

La compra de este tipo de coches compensa mucho económicamente si tienes un lugar cercano donde repostar. De las más de 9.000 estaciones de servicio repartidas por España, 500 abastecen con GLP y solo 40 con Gas Natural.

  • Ventajas del gas
  • El precio del combustible es mucho más bajo. En este momento, el gas natural está a 0,93 euros/kg, mientras que el GLP está a unos 0,6 euros/litro frente a 1,25 de la gasolina. A pesar de que el consumo en litros de combustible es más alto que el equivalente de gasolina, la diferencia de precio compensa.
  • Menos contaminante que su equivalente de gasolina.
  • Tener etiqueta ecológica “ECO”. Permite tener ciertas ventajas en algunas localidades o carreteras, al ser considerados vehículos ecológicos.
  • Inconvenientes del gas
  • Disponibilidad del combustible. Este problema no genera muchos trastornos, ya que los coches suelen disponer de dos depósitos y, en caso de necesidad, podrían seguir funcionando usando el depósito de gasolina, aunque lo normal, es que, si se compra un coche a gas, sea para usar este combustible. El problema es más importante en el caso del gas natural (GNC).
  • Menor rendimiento energético. El GLP consume más litros de combustible.
  • Menor espacio de carga. Normalmente, el depósito de GLP ocupa sitio en el maletero o el espacio de la rueda de repuesto.

Imprimir Enviar por email