Noticia

EFSA publica la reevaluación de los fosfatos

04 julio 2019
fosfatos-aditivos

04 julio 2019

En los últimos años son muchas las personas que se han mostrado preocupados por el exceso de fosfatos en los alimentos debido a los posibles efectos negativos en la salud. EFSA ha vuelto a evaluar estos aditivos y acaba de publicar un informe mostrando su opinión. 

Los fosfatos son una de las formas en las que puede presentarse el fósforo en los alimentos, ya sea de un modo natural, especialmente en aquellas comidas ricas en proteínas (pescado, carne, queso…); o bien como aditivos alimentarios, los cuales se añaden con funciones tecnológicas (emulsionantes, antioxidantes...) a una amplia gama de alimentos.

Calculadora de aditivos

En cualquier caso, el fósforo es un elemento esencial que sirve, entre otras cosas, para hacer el ADN. Es por esto por lo que no debe faltar en nuestra dieta.

¿Cuál es la ingesta diaria aceptable de fosfatos?

Recientemente, y tras llevar a cabo una evaluación de la seguridad de los fosfatos utilizados como aditivos alimentarios, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) publicó una opinión científica en la que establecía una ingesta diaria aceptable (IDA) de 40 mg/kg de peso corporal. Lo que equivaldría a 2,8 g de fósforo al día para aun adulto medio de 70 kg.

A la hora de establecer este límite en la ingesta de fósforo, los científicos de EFSA tuvieron en cuenta tanto los fosfatos procedentes de fuentes naturales como los de los aditivos alimentarios. Estos últimos contribuyen entre el 6-30 % a la ingesta total de fósforo. 

 

¿Esta IDA es universal?

La IDA fruto de esta reevaluación de los fosfatos no se aplica a personas con problemas renales. En estos casos, el consumo debería ser mucho más reducido, ya que están considerados un grupo de población vulnerable.

Otra conclusión de este informe es que la población infantil con un consumo medio de fosfatos estaría superando la IDA establecida por EFSA. Esto mismo también ocurriría con aquellos adolescentes que siguen una dieta alta en fosfatos. En contraposición, este organismo considera que no hay riesgo para los lactantes menores de 16 semanas que consumen fórmulas y alimentos con fines médicos que contienen fosfatos.

Suplementos alimenticios: ¿qué pasa con ellos?

Dado que actualmente no existen límites en la cantidad de fosfatos que puede emplearse como aditivos en los suplementos alimenticios, en su último informe los científicos de EFSA confirman la necesidad de establecer unos niveles máximos permitidos para reducir el contenido de estos aditivos en este tipo de productos.

A la hora de hacer la opinión científica sobre la reevaluación de los fosfatos como aditivos alimentarios, EFSA tuvo en cuenta todas las respuestas recibidas en la consulta pública que recibió para recibir información de las partes interesadas en cuestiones de nefrología, metabolismo renal, medicina cardiovascular y nutrición.