Noticia

La Agència Catalana de Consum avala a OCU: la publicidad de Activia no está justificada

14 enero 2015
danone activia

14 enero 2015

OCU denunció que uno de los productos de Danone, Activia, nos parecía un ejemplo más de cómo crear una necesidad inexistente a los consumidores y de aportar informaciones no demostradas. Ahora, la Agència Catalana del Consum nos da la razón: la publicidad de Activia no prueba nada.

OCU denunció en diciembre de 2013 que uno de los productos de Danone, Activia, nos parecía un ejemplo más de cómo crear una necesidad inexistente a los consumidores y de aportar informaciones que no están demostradas. Ahora, la Agència Catalana del Consum nos ha comunicado la incoación del expediente sancionador a Danone por este hecho, lo cual podría traducirse en una sanción económica a Danone por incluir publicidad no justificada en sus productos.

Según asegura la publicidad de Activia, que ya fue prohibida en Francia hace tres años, tomándolo a diario se contribuye a regular el tránsito intestinal, pero no hay ningún argumento que avale esta afirmación. De hecho, la EFSA, la Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria, no ha autorizado esta alegación. Por lo tanto, la promesa de Activia no está avalada en ningún caso.

En realidad, lo único que puede utilizar Danone en la publicidad o en sus envases son etiquetas genéricas sobre las vitaminas y/o minerales que aporte el producto.

La denuncia de OCU en relación con Activia hacía relación a varios incumplimientos de la normativa:

  • Art. 10 Reglamento (CE) nº 1924/2006: “Se prohibirán las declaraciones de propiedades saludables a no ser que se ajusten a los requisitos generales del capítulo II y a los requisitos específicos del presente capítulo y estén autorizadas de conformidad con el presente Reglamento e incluidas en las listas de declaraciones autorizadas previstas en los artículos 13 y 14”. Dichas alegaciones están aprobadas y publicadas en el Reglamento (UE) Nº 432/2012 DE LA COMISIÓN de 16 de mayo de 2012.
  • Art. 2-2-l. Reglamento (CE) nº 1924/2006: “Se entenderá por «declaración» cualquier mensaje o representación que no sea obligatorio con arreglo a la legislación comunitaria o nacional, incluida cualquier forma de representación pictórica, gráfica o simbólica, que afirme, sugiera o dé a entender que un alimento posee unas características específicas.”
  • El uso de toda alegación que haga referencia a que alimentos ricos en fibra ayudan al tránsito intestinal NO ESTÁ AUTORIZADO, ya que no cumple con el Reglamento por falta de evidencia científica (opinión de la EFSA 2010;8(10):1735). “Si la redacción de una declaración de propiedades saludables está adaptada, el primer principio a respetar es que el texto adaptado debe significar lo mismo para un consumidor que la declaración autorizada en el registro ya que ésta ha sido sustentada por la evidencia científica. Es importante que la redacción adaptada de la declaración demuestre la misma relación entre una categoría de alimentos, un alimento o uno de sus constituyentes y la salud.”.

La Agència Catalana del Consum avala ahora los argumentos de OCU sobre que la publicidad de Activia no está en absoluto justificada.

¿Y Actimel?

Otro producto de Danone, Actimel, promete en su publicidad reforzar nuestras defensas, y sugiere que lo logra gracias a un ingrediente exclusivo, un microorganismo llamado Lactobacillus casei inmunitas, probiótico equiparable al de cualquier yogur del mercado, aunque Actimel se vende a un precio muy superior. Este producto ayuda a reforzar tus defensas porque incluye vitamina B 6, pero no por ese ingrediente exclusivo de Danone.

Actimel es una leche fermentada. Desde el punto de vista nutricional, sería necesario tomar tres botecitos de Actimel para alcanzar a un simple vaso de leche. Pero una campaña publicitaria bien orquestada, un eslogan repetido hasta la saciedad y algún presunto testimonio han propiciado que muchos consumidores confíen en sus supuestas bonanzas, no avaladas por organismo alguno.

La relación alimentación-salud no puede depender nunca de un único alimento, sino de una dieta equilibrada y variada, apoyada en ejercicio físico continuado. Si "bajan tus defensas" por el trabajo, el estrés o falta de horas de sueño, la solución es alimentarse bien, parar, delegar y dormir. No existen los productos milagrosos.



Imprimir Enviar por email