Guía de compra

Guía de compra de langostinos

21 abril 2016
langostinos

21 abril 2016

En poco tiempo, el langostino ha dejado de ser un producto exquisito, consumido solo en ocasiones señaladas, para convertirse en un alimento de gran consumo. La explicación está en la irrupción del langostino de acuicultura, mucho más barato que el nacional.

  • El langostino es bajo en grasa y rico en proteínas.
  • El precio del langostino congelado es inferior a 10 euros/kg.
  • Son productos correctos: no presentan antibióticos ni se rastrea la presencia de metales pesados, aunque algunas marcas recurren al colorante.
  • Se evita la melanosis (las cabezas negras de los crustáceos) usando sulfitos.
  • El número de defectos en el producto y la degustación marcan las diferencias. En general, los que se venden en cajas están más protegidos que los que se comercializan en bolsas. 
  • Después de la merluza y los calamares, los langostinos son el fruto de mar más consumido.

¿Cómo los descongelamos para comerlos?

  • Si están crudos y quieres cocerlos: cuécelos directamente en agua hirviendo.
  • Si te gustan a la plancha: sumérgelos antes en agua fría.
  • Y si están pelados: descongélalos lentamente en la nevera.

Sin sal…

Algunos langostinos analizados llevaban mucha sal. Si lo que quieres son unos langostinos que no tengan mucha sal, lo que puedes hacer es comprarlos crudos y cocerlos en casa con poca sal siguiendo los siguientes pasos:

  1. Ponlos en una cazuela con agua hirviendo.
  2. Cuando el agua rompa a hervir, échalos sobre otra cazuela con agua fría y hielo.
  3. Déjalos enfriar.

En nuestro análisis de langostinos comparamos 12 de las marcas más conocidas, y comprobamos que calidad no está reñido con buen precio: lee el artículo


Imprimir Enviar por email