Informe

Seguridad de los campings

03 agosto 2018
Seguridad camping

03 agosto 2018

Los campings ofrecen diversión y descanso en plena naturaleza, pero también esconden algunos posibles riesgos: te ayudamos a identificarlos para prevenir problemas. Disfruta de la experiencia con tu familia o amigos sin tener que lamentarte por nada.

Los riesgos del camping

Si te planteas pasar tus vacaciones en un cámping, seguramente buscarás diversión y descanso en un entorno que te permita estar en contacto íntimo con la naturaleza, sin renunciar a ciertas comodidades. Sin embargo, la estancia no está libre de peligros, y no es para menos: un camping es un recinto con agua y luz eléctrica, normalmente vallado, a menudo en medio de un bosque o de un pinar donde conviven miles de personas y se acumulan enseres (telas, toldos, muebles, hornillos, bombonas de gas, vehículos de todo tipo, etc.).

Además, es un lugar de ocio familiar, donde a menudo circulan libremente niños muy pequeños, que están como en su casa, ajenos a los posibles riesgos que les rodean.

  • Riesgos eléctricos

    En un camping abundan las instalaciones eléctricas y, con ellas, el riesgo de sufrir una descarga.

  • Riesgos de incendio o explosión

    En un camping, el riesgo de incendio o de explosión no debe tomarse a la ligera, aunque puede minimizarse cumpliendo unas normas básicas.

  • Accesos y evacuación

    La posibilidad de realizar una evacuación con garantías es un elemento determinante para la seguridad de cualquier instalación.

  • Riesgos exteriores

    También hay riesgos externos, ajenos a la instalación en sí, pero en los que puede influir la ubicación del camping.

  • Otros riesgos de la instalación

    En un camping se pueden producir accidentes por otros motivos.


Imprimir Enviar por email