Informe

Heating: descarbonizar la calefacción

Hidrógeno, biomasa, aerotermia ¿cuál es el futuro?

Heating es un proyecto de la Unión Europea centrado en la eliminación de los combustibles fósiles destinados a la climatización de viviendas. OCU participa en el proyecto, junto con Altroconsumo, DTest y FK, dando soporte y difusión a la calculadora que permite estimar los costes con los nuevos sistemas basados en energías renovables: hidrógeno, bomba de calor, biomasa... 

consejos-prepararse-para-frio

European-Climate-Foundation-logo-disclaimer

 

 

La Unión Europea y sus Estados miembros tienen como objetivo descarbonizar su economía para 2050 mediante la mejora de la eficiencia energética general y la sustitución de los combustibles fósiles por energías renovables.

La energía consumida en los hogares para climatizar las viviendas, tanto en invierno como en verano, es responsable de un buen porcentaje de las emisiones de efecto invernadero. De hecho se estima que un 36% de esas emisiones procede de los edificios y que las viviendas destinan la mitad de su gasto de energía a la climatización. Por eso, la Comisión Europea va a lanzar pronto importantes iniciativas legislativas para descarbonizar los sistemas de calefacción y aire acondicionado de las viviendas particulares y muchos países de la UE ya están ocupados en esta labor.

Un proyecto para estimar costes de varios sistemas

Tanto la Comisión Europea como los responsables políticos a nivel nacional esperan que el uso de energías renovables para climatización aumente de forma drástica para poder alcanzar el objetivo de neutralidad climática en el año 2050. Pero para poder orientar a los consumidores en la dirección correcta es necesario hacer estimaciones reales de cuáles serán los costes de las distintas fuentes de energía a medio plazo. Cambiar un sistema de climatización por otro no suele ser una tarea fácil y es necesario contar con buena información antes de hacerlo. ¿Cuáles son las fuentes alternativas de energía que interesarán en el futuro?

La industria del gas, por ejemplo, pide inversiones públicas para producir y transportar hidrógeno renovable, pero desde el punto de vista del consumidor, esta ruta plantea más dudas que seguridades. Oros apuestan por la producción de electricidad a partir de fuentes renovables. Pero hay que investigar los costes y beneficios de todas estas opciones. Por esta razón, la UE ha lanzado un proyecto para valorar los costes y la eficiencia de esos posibles caminos hacia la descarbonización de la climatización en los hogares.

Con el horizonte 2030-2045 en la mente

El estudio estimará cuánto les costará a los usuarios su sistema de calefacción y climatización a medio plazo, en el periodo de 2030 a 2045. Para el cáculo, se han seleccionado varios tipos de viviendas. OCU y las demás organizaciones miembros del BEUC que están trabajando en este estudio (Altroconsumo, dTest y FK)  están contribuyendo a definir esas viviendas de tipo medio y a realizar la estimación de costes.

Está previsto que el estudio compare diferentes opciones para esta descarbonización para determinar cuál de ellas saldrá más rentable:

  • Uso de hidrógeno renovable
  • Sistemas de District Heating (calefacción por barrios) basados en fuentes renovables, como la biomasa.
  • Bomba de calor y sistemas de aerotermia.

Las estimaciones se harán por países para que resulten precisas y tendrán en cuenta factores como el "mix" de generación  (es decir, cuánto contribuyen las distintas fuentes de energía a la producción energética), las diferencias climáticas entre países y dentro del mismo país, la tipología habitual de las viviendas y las necesidades de inversión en infraestructuras. El resultado de los cálculos y estimaciones se pondrán a disposición de todos los consumidores interesados. 

Las conclusiones del estudio servirán para que las organizaciones de consumidores participantes, entre las que se encuentra OCU, puedan liderar la descarbonización del sector con el menor coste para los consumidores, introduciendo soluciones de climatización sostenibles en los edificios y contribuyendo a que se integren en las estrategias nacionales.