Informe

Escoger un ventilador

22 junio 2021
niño-con-ventilador

Repasamos los distintos tipos de ventiladores que existen, estudiando sus características, las ventajas de cada modelo de ventilador y sus inconvenientes.

Un ventilador para cada situación

Existen diferentes tipos de ventiladores, cada uno con sus características particulares que hacen que consigan distintos resultados.  Te explicamos cómo funciona cada modelo para que escojas el que más se adapte a tus necesidades.

¿Fijo o móvil?

Según su lugar de colocación y sus elementos, podemos distinguir ventiladores fijos y móviles. Los ventiladores fijos pueden ser de techo o de pared, y los móviles, a su vez, pueden ser de torre, de pie o de sobremesa. Cada tipo de ventilador proporciona un flujo de aire diferente, adaptado a los ambientes y situaciones distintas. ¿Qué caracteriza a cada uno?

Ventiladores de techo

ventilador-de-techo

Precio: de 40 a 270 euros

Se trata de aparatos sencillos compuestos por un motor eléctrico, de mayor o menor potencia según el tamaño, y unas aspas. Algunos modelos funcionan con corriente alterna (AC) y otros con continua (DC). Los ventiladores DC son más eficientes. El diámetro del ventilador debe ajustarse al espacio que se quiere refrescar: cuanto mayor sea la habitación, más grande debe ser el ventilador. Algunos cuentan con un mando a distancia y y una función “invierno” (rotación inversa para repartir el calor). También es frecuente que lleven una lámapara para iluminar la estancia .

Es importante que la instalación sea cuidadosa para que queden seguros, ya que son algo pesados.

Características

  • Ruido: 45 dB
  • Potencia media: 50 W
  • Tamaño: Ø 100-150 cm

Ventajas

  • Proporcionan un flujo de aire uniforme.
  • Poco ruido: es más silencioso y gasta menos un ventilador grande girando despacio que uno pequeño girando rápido.
  • Muy adecuados para habitaciones grandes.
  • Suelen llevar una lámpara para iluminar la estancia.

Ventiladores de pie

ventilador-de-pie 

De 37 a 79 euros

Son similares a los de sobremesa, formados por unas aspas y un pequeño motor eléctrico, pero cuentan con un pie lo que permite que sean de mayor tamaño y resuletn adecuados para airear estancias amplias, sin necesidad de instalación eléctrica específica

Características

  • Ruido: 45 dB
  • Potencia media: 25 W
  • Peso: unos 700 g

Ventajas

  • Bajo consumo de energía.
  • No cambian el grado de humedad del aire.
  • Precio económico. 

Inconvenientes

  • Solo mueven el aire a la altura de las palas.
  • No bajan la temperatura.
  • Al remover el aire, crean corrientes y depositan polvo.
  • Riesgo de accidente si se tocan las palas.

Ventiladores de sobremesa

ventilador-de-sobremesa

Precio: de 15 a 38 euros

Están formados por unas aspas que giran gracias a un pequeño motor eléctrico. Normalmente son de dimensiones reducidas, con lo que solo refrescan zonas concretas. Son portátiles y algunos modelos se pueden bloquear, para dirigir el aire a una zona, o dejar en modo rotatorio. 

Es importante que lleven una rejilla para proteger las aspas y evitar accidentes. También es conveniente que se puedan regular a varias velocidades.

Características

  • Ruido: 45 dB
  • Potencia media: 25 W
  • Peso: unos 700 g
  • Tamaño aprox: 18 x 21 x 22 cm

Ventajas

  • No requieren una instalación eléctrica específica.
  • Pueden moverse fácilmente y así se pueden usar en distintos puntos de la casa.
  • Bajo consumo de energía.
  • No cambian el grado de humedad del aire.
  • Son muy baratos, ya que se pueden comprar a partir de 15 euros.

Inconvenientes

  • Solo mueven el aire a la altura de las palas.
  • No bajan la temperatura.
  • Al remover el aire, crean corrientes y depositan polvo.

Nebulizador

ventilador-con-nebulizador

Precio: de 100 a 150 euros

Son ventiladores con un depósito de agua que van pulverizando para dar mayor sensación de frescor, pues el agua absorbe calor del aire para evaporarse, proporcionando un bienestar inmediato. Mando a distancia para facilitar su manejo.

Características

  • Ruido: 54 dB
  • Potencia: 90 W
  • Tamaño: 70 x 30 x 45 cm
  • Peso aprox. : 7 kg

Ventajas

Similares a los ventiladores de pie, los nebulizadores son ideales para refrescar espacios abiertos, donde el aumentar la humedad no resulte un problema.

Inconvenientes

  • Ruidosos.
  • Hay que recargar el depósito con agua con cierta frecuencia, que dependerá del tamaño.
  • Elevan la humedad ambiente.

Ventilador de torre

ventilador-tipo-torre

Precio: de 20 a 100 euros

Los ventiladores de torre utilizan turbinas para generar un flujo de aire sin palas giratorias. Esto evita el riesgo de accidente al colocar inadvertidamente los dedos entre las palas. Se pueden programar para que oscilen a izquierda o derecha y cubran un área más grande. Mando a distancia para facilitar su manejo.

Características

  • Ruido: 51 dB
  • Potencia: 40 W
  • Tamaño: 100 x 20 x 17 cm
  • Peso: 4 kg

Ventajas

  • Adecuados para airear estancias amplias, con más alcance que los de pie.
  • No requieren una instalación eléctrica específica.
  • Bajo consumo de energía.

Inconvenientes

  • No reducen la temperatura del aire.
  • Al remover el aire, crean corrientes y depositan polvo.
  • Bastante ruidosos.

Climatizador

climatizador-de-aire

 

Precio: de 79 a 260 euros

Los climatizadores aspiran el aire, lo enfrían gracias a la evaporación del agua, a la que se le puede añadir hielo para un mayor efecto, y lo devuelven a la habitación más fresco. A diferencia de los aparatos de aire acondicionado, no usan gas refrigerante ni compresor. Suelen llevar un mando a distancia para facilitar su manejo. Además, puedes llevártelos de una habitación a otra, con lo que puede que no sea necesario tener varios.

Características

  • Ruido: 45 dB
  • Potencia: 60 W
  • Peso medio: 6 kg
  • Tamaño aprox. : 30 x 30 x 75 cm

Ventajas

  • Menos ruidosos que un aire acondicionado.
  • Bajo consumo de energía.
  • Fáciles de instalar: no necesitan un tubo conectado al exterior.
  • Facilidad para transportarlos de una estancia a otra.

Inconvenientes

  • No refrigeran tanto como los aires acondicionados.
  • Hay que recargar el depósito con agua y hielo con frecuencia.
  • Aumentan la humedad del ambiente, por lo que no resultan óptimos en climas húmedos.
  • El frescor desaparece en el momento en el que se apaga.