Noticia

Nokia 808 PureView: ¿cámara o smartphone?

21 septiembre 2012 Archivado

21 septiembre 2012 Archivado

Los finlandeses de Nokia prueban suerte con un experimento en el que intentan combinar un smartphone clásico con una cámara de fotos verdaderamente impresionante. Los resultados son dispares: la cámara quita el hipo pero el teléfono suscita dudas, sobre todo debido a un sistema operativo Symbian que está a punto de jubilarse.

¿Comprar un smartphone o una cámara de fotos? Los finlandeses de Nokia pretenden resolverte el dilema con un smartphone que a la vez es una cámara de fotos. Aunque la cámara es un éxito, el móvil nos convence menos. Es lo malo de combinar: lo que por un lado impresiona, por el otro decepciona.

Un smartphone clásico

En conjunto se trata de un buen teléfono. El PureView cuenta con una buena pantalla táctil, aunque quizás demasiado ancha, y un diseño más bien clásico para ser un smartphone de Nokia. Resulta más grueso que algunos de sus competidores, ya que la cámara está detrás, y si lo comparamos con el iPhone 4S tiene menor luminosidad. Dispone de memoria interna de 16 GB y además de lector de tarjetas micro-SD.  

Su sistema operativo es el Symbian^3, que aún está poco optimizado, por lo que los comandos no siempre son intuitivos. Manejar el PureView requiere un tiempo de adaptación, siendo los Nokia equipados con Windows Phone 7.5 bastante más sencillos.  

Una cámara de vanguardia

La cámara del PureView tiene un sensor de 41 MP, es decir: 38 MP máximo en formato 4:3 y 34 MP en 16:9 (formato panorámico). Esto supone una novedad en el mundo de los smartphones y te permitirá ampliar una foto hecha con el móvil sin perder calidad (adiós a los pixelados). Aunque no tiene zoom óptico, su definición le otorga un sistema equivalente a ese tipo de zoom y cada foto tiene un peso de unos 10 MB.

La cámara es excelente, con unos niveles de contraste y definición superiores a los del resto de smartphones. Fotos de alta calidad que pueden reducir su peso a 8 MP y así acallar el “ruido” producido por las altas sensibilidades. Impresionante. Un segundo sensor frontal completa la cámara y permite hacer vídeos.

Pero la perfección no existe. Aunque el aparato reacciona muy bien, una vez hecho el enfoque nos encontramos con que el autoenfoque es un poco lento. Aun así, es mejor que el de la mayoría de smartphones. 

¿Dónde están las aplicaciones?

Como en todos los Nokia, la aplicación Nokia Maps se incluye gratis (basta con descargarse los mapas previamente). También sale gratis usar el GPS (no necesita Internet móvil). 

Pero si lo que te gusta es navegar, puedes llevarte un chasco: el navegador no es fácil de usar. Aunque Symbian^3 no tiene grandes desventajas, ofrece menos posibilidades que el iOS del iPhone o que un sistema Android. Además, la batería no aguanta mucho: en modo GSM dura más de 12 horas pero con el 3G apenas llega a 6. Puestos a comparar, el Samsung Galaxy SIII la hace palidecer con sus más de 12 horas de autonomía en 3G. 

Pero la desgracia del PureView está en la pobreza de Ovi Store, la tienda de aplicaciones de Nokia. El escaso número de aplicaciones es un verdadero inconveniente si queremos sacar partido a este teléfono. Toda una decepción.   

Sí a la cámara, no al sistema operativo

¿Buscas un smartphone con una buena cámara? Pues, aquí lo tienes. El Nokia PureView cumplirá tus expectativas.

Para todo lo demás, el resultado no es el mismo. Al usar el sistema Symbian^3, que pronto estará obsoleto, queda bastante penalizado si lo que buscamos es un buen teléfono. Y si al veredicto le sumamos los 600 euros que cuesta, el Nokia PureView nos parece más un experimento que un éxito. 

 


Imprimir Enviar por email