Informe

El nuevo wearable: las Spectacles

16 agosto 2017
gafas spectacles de snapchat

Llegan las Spectacles, las nuevas gafas que han sacado los creadores de Snapchat con dos cámaras incorporadas y con las que podrás grabar vídeos de 10, 20 o 30 segundos. Por supuesto podrás ver las imágenes en la aplicación y compartir (o no) en esta red social. Te decimos cómo funcionan y te advertimos de sus debilidades. 

Pros y contras

Como todo, las gafas spectacles también tiene ventajas e inconvenientes.

Pros

  • Grabar sin sacar el móvil. Así tendrás las manos libres y disponibles.
  • Las imágenes se importan directamente a la aplicación. Solo es necesario que esté encendido el bluetooth y que las gafas y el smartphone estén cerca.
  • Complemento útil. Muchos utilizamos gafas de sol por lo que no es un objeto al que te tengas que acostumbrar a llevar puesto.
  • La batería dura bastante. Además se recargan solas en la funda mientras las transportas, de manera que es muy cómodo.
  • La memoria también tiene bastante capacidad. Podrás estar grabando videos sin importarlos al móvil (nosotros hemos grabado más de 150 y seguía habiendo espacio).
  • Puedes compartir con Snapchat y con otras aplicaciones como WhatsApp, Gmail… o guardarlos en la galería del móvil.

  Contras

  • Se calientan mucho y no se pueden mojar. Teniendo en cuenta que el uso de unas gafas de sol es en verano y muchas veces en entornos con agua, esto puede ser una limitación para el uso de este dispositivo. De la misma manera, de noche, en invierno o en zonas donde el sol es más tímido, no podrás hacer mucho uso de las gafas.
  • Vídeos de 10 segundos. Otro de los inconvenientes que encontramos son las limitaciones a la hora de grabar: solo es posible hacer vídeos de 10 segundos y deben hacerse en sitios iluminados ya que no cuenta con flash. Tampoco permite hacer fotos.
  • Copiar videos uno a uno. Si los vídeos que grabas los quieres utilizar para algo más que no sea subirlos a Snapchat, para pasarlos a otras aplicaciones deberás ir uno por uno, lo cual lleva bastante tiempo.
  • Grabar sin querer. Cuando llevas las gafas puestas y te las quitas, es bastante sencillo que le des sin querer al botón de grabar, por lo que no te sorprendas si acabas con vídeos que no te esperabas.
  • Ordenador o adaptador necesario. El cable de carga es un USB de manera que para recargar las gafas necesitas un ordenador o bien comprar un adaptador para la corriente.