Informe

¡Quiero darme de baja!

10 diciembre 2013
baja

10 diciembre 2013

Cuando nos damos de alta en cualquier servicio el proceso suele ser más sencillo, cómodo y rápido que cuando queremos ponerle fin. A la hora de dar de baja una cuenta de internet, un suministro o un seguro el procedimiento puede llegar a ser tedioso. Te damos algunas claves para ponértelo más fácil.

Consejos generales

Lo primero que hay que hacer a la hora de darse de baja de una compañía, o solicitar el cambio a otra, es comprobar si tenemos algún compromiso de permanencia con el contrato. Si es así, probablemente su incumplimiento significará que tenemos que pagar un penalización o dependiendo del servicio que se quiera cancelar, la totalidad de las cuotas que estén pendientes por abonar hasta finalizar el contrato.

En segundo lugar, habrá que tener en cuenta los plazos que estipula el contrato tanto para solicitar la baja, para que esta sea efectiva ante un cambio de compañía. Los plazos pueden ser muy variados. En el caso de la telefonía, dos días son suficientes para que tu actual compañía tenga que atender tu solicitud de baja (y no puede cobrarte ningún importe adicional). Para otros servicios, el aviso de solicitud de baja o de no renovación de un contratación puede ser mucho mayor (uno o dos meses).

Por último, no hay que olvidar que, además del servicio “principal” que queremos dar de baja, podemos tener contratados otros servicios adicionales, que por mucho que los contratásemos al mismo tiempo y se nos facturen de forma conjunta, la compañía los mantendrá como activos mientras no haya una solicitud de baja expresa. Por eso es importante saber qué queremos hacer con ese tipo de servicios extra.

Por ejemplo, podemos tener el teléfono fijo, el móvil e internet (e incluso servicio de televisión de pago) con la misma compañía y querer cambiar o cancelar, únicamente, uno de ellos. O, por el contrario, queremos finalizar toda la relación con el operador. 

Dependiendo del servicio contratado, contarás con mayores o menores dificultades para solicitar la baja. Mientras que en unos casos un trámite online será suficiente, en otras tendrás que solicitarla por escrito, incluso acompañándola de determinada documentación adicional.


Imprimir Enviar por email