Alerta

Retirada de las cápsulas Natur Cap

25 septiembre 2018
Retirada Natur Cap Cápsulas

25 septiembre 2018

La AEMPS retira el complemento alimenticio “Natur Cap Cápsulas” por contener sustancias farmacológicamente activas no declaradas en su etiquetado indicadas para el tratamiento de la disfunción eréctil, es decir, se trata de un medicamento ilegal.

La Agencia Española de Medicamentes y Productos Sanitarios, (AEMPS) exige la retirada del mercado de todos los ejemplares de “Natur Cap Cápsulas” y prohíbe su comercialización. 

¿Complemento alimenticio o medicamento?

Se estaba comercializando como complemento alimenticio, a pesar de no haberlo puesto en conocimiento de las autoridades, incumpliendo lo previsto en la normativa vigente para este tipo de productos. Además, según los análisis llevados a cabo por el Laboratorio Oficial de Control de la AEMPS, este producto contiene dos principios activos farmacológicos “tadalafilo y sildenafilo” no declarados en el  etiquetado. Si miramos en la etiqueta solo leemos que contiene una serie de productos de origen vegetal.

El tadalafilo y sildenafilo, son dos principios activos indicados para restaurar la función eréctil deteriorada mediante el aumento del flujo sanguíneo del pene. De hecho, el sildenafilo es el principio activo de la famosa Viagra.

Riesgos para la salud 

Este producto se anuncia como un estimulante sexual y oculta al consumidor su verdadera composición, dando información engañosa sobre su supuesto origen natural y su seguridad.

El “tadalafilo y sildenafilo”, como fármacos que son, presentan un amplio número de contraindicaciones e interacciones con otros medicamentos. Están contraindicados en pacientes con enfermedad cardiovascular (infarto agudo de miocardio, angina inestable, angina de esfuerzo, insuficiencia cardiaca, arritmias incontroladas, hipotensión, hipertensión no controlada, historia de ictus isquémico), en pacientes con insuficiencia hepática grave y en personas con antecedentes de neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica o con trastornos hereditarios degenerativos de la retina, tales como retinitis pigmentosa.

Un consumidor que sufriera alguna de estas patologías y adquiriera este producto podría sufrir una reacción adversa grave de tipo infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, muerte súbita cardiaca, etc.

Sospeche de aquellos complementos alimenticios que se anuncien como estimulantes sexuales porque lo más probable es oculten en su composición algún principio farmacológico activo, lo cual lo convierte de forma automática en un medicamento ilegal que no ha pasado por ningún control sanitario.


Imprimir Enviar por email