Noticia

El consumo de opioides aumenta: no bajemos la guardia

Cuidado con los opioides

Los opioides son un grupo de analgésicos potentes que se usan cuando el dolor no responde a los analgésicos de primera línea, como el paracetamol o los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ácido acetilsalicílico, ibuprofeno…etc. Los opioides son indispensables en el manejo del dolor postoperatorio, traumatismos severos y también en pacientes con cáncer.

07 noviembre 2019
Aumenta el consumo de opioides

 

9 retos de OCU para defender tu salud

Los opioides son fármacos necesarios para combatir dolores más fuertes que no responden a otros analgésicos, pero es importante no abusar, pues pueden ser adictivos.  

Opioides mayores y menores

No todos los opioides son iguales. Por un lado, están los opioides menores, como la codeína o el tramadol, y por otro, los opioides mayores, como la buprenorfina, el fentanilo, la oxicodona o la morfina.

Los opioides se administran de varias formas: pastillas, bombas que infunden el medicamento directamente en el canal espinal y en parches transdérmicos. Cada paciente o cada situación hace que el médico se incline por una opción u otra.

Los opioides, cuya estructura química deriva del opio, pueden ser muy adictivos si se usan de forma prolongada. Necesitan receta médica y, en el caso de los opioides mayores, un especial control vía receta de estupefacientes.

En determinados países con controles sanitarios más laxos, el consumo de opioides está aumentando y se considera un problema de salud pública de primer orden. 

En EE UU: 50.000 muertes asociadas al consumo de opioides

El consumo inadecuado de opioides provoca 50.000 muertes al año en Estados Unidos y las autoridades sanitarias están empezando a tomarse muy en serio este problema.

Detrás de estas cifras hay décadas de malas prácticas de las compañías farmacéuticas. Se les acusa de ofrecer información engañosa al público y a los profesionales sanitarios, minimizando el riesgo de los opioides. Ya hay muchas demandas presentadas en tribunales americanos y algunas están materializándose en multas millonarias. 

Consumo de opioides en España: no hay que bajar la guardia

La situación del consumo de opioides en España es completamente distinta a Estados Unidos, con una tasa de mortalidad 12 veces inferior en España.

Aunque los datos más recientes de la Agencia Española de Medicamentos indican que el consumo de opioides en España se ha duplicado en los últimos ocho años. El crecimiento se debe, sobre todo, al Tramadol, un opioide menor. Los opioides mayores, como la morfina, el fentanilo, etc. no han aumentado su consumo.

El aumento del consumo de los opioides en España se debe en parte al envejecimiento de la población, lo que aumenta la incidencia de enfermedades susceptibles de ser tratadas con opioides, como el cáncer. Otro factor que está detrás del aumento del consumo de opioides y que sí debe preocupar es su uso en ciertas dolencias crónicas, como lumbalgias, artrosis o fibromialgia, en las que no está demostrado un balance beneficio/riesgo favorable. Este uso crónico de los opioides está desaconsejado y conlleva un elevado riesgo de dependencia y de efectos adversos.

Aunque la situación en Estados Unidos no puede extrapolarse a nuestro país, no hay que bajar la guardia.

Impulsar un uso racional del medicamento, un reto de #DefiendeTuSalud

El abuso de los medicamentos preocupa a 7 de cada 10 españoles. Desde OCU y a través de nuestra campaña #DefiendeTuSalud nos comprometemos a trasladar el mensaje a todos los sectores implicados y a trabajar conjuntamente para un uso de los medicamentos racional y un consumo responsable.