Noticia

Shock pediátrico: ¿niños con COVID-19?

Los pediatras aclaran las cosas y llaman a la calma

Un comunicado interno de la Asociación Española de Pediatría (AEP) alertando de la presencia de unos síntomas específicos en niños y adolescentes ha desatado todas las alarmas. Aclaramos las dudas sobre el shock pediátrico.

28 abril 2020
niños malitos

Ha salido a la luz un comunicado interno de la Asociación Española de Pediatría (AEP), "Alerta sobre acúmulo de casos shock pediátrico", en el que se llama la atención sobre determinados síntomas en niños. Esta información ha desatado todas las alarmas en los padres, que temen que sus hijos puedan contagiarse con coronavirus.

La Asociación Española de Pediatría (AEP) pide tranquilidad

El shock pediátrico es un cuadro clínico muy infrecuente, del que hay muy pocos casos en España. El comunicado interno transmitido por la Asociación Española de Pediatría tiene como finalidad informar a los profesionales, para que estén avisados y se pueda actuar lo antes posible ante cualquier problema. Este tipo de comunicaciones profesionales es algo habitual en las enfermedades infecciosas, y permite que todos los profesionales que están en primera línea de atención pediátrica (en centros de salud, urgencias…) dispongan de la información necesaria para reaccionar a la primera sospecha.

La propia AEP, ante la alarma desatada por la difusión en redes sociales y medios de su comunicado interno, ha emitido un segundo comunicado a las familias en el que llama a la calma.

¿Qué es el shock pediátrico?

Aunque muy poco frecuentes, se están detectando algunos casos de shock en niños (mayoritariamente en edad escolar y adolescentes), que coinciden en el tiempo con la actual pandemia de coronavirus.

Los síntomas que presentan los niños van desde dolor abdominal, a exantemas en la piel, ojos enrojecidos, mal estado general, fiebre y vómitos.

Se trata de un cuadro que podría estar en relación con infecciones bacterianas, aunque no es posible asegurar todavía que no se relacione con el coronavirus, más allá de la coincidencia temporal. Lo importante es saber que, con independencia de la causa, tiene un tratamiento bien definido.

Coronavirus en niños: una patología leve

Los pediatras insisten en que, como se ha puesto de manifiesto en la práctica clínica, en la gran mayoría de las ocasiones la COVID-19 cursa de forma leve en los niños.

No obstante, conviene extremar las precauciones, pues aunque no desarrollen la enfermedad, sí pueden actuar como vector de contagio.

En cualquier caso, ante cualquier síntoma alarmante en un niño, independientemente del coronavirus, es importante acudir a las urgencias pediátricas.