Noticia

Recortes en el cuadro médico de Muface

27 enero 2015

27 enero 2015

¿Eres funcionario y estás en Muface? Esto te interesa: las aseguradoras concertadas con la mutualidad recortan la oferta de centros y facultativos. Para OCU es una falta de respeto por los enfermos y un ejemplo de falta de previsión. Exigimos que se destinen recursos para atender la demanda.

Los funcionarios dependientes de Muface han visto reducida su atención sanitaria. Al parecer, las administraciones públicas han recortado sus aportaciones a esta mutualidad, y el resultado es que las aseguradoras privadas con las que tiene concierto (opción por la optan aproximadamente un 80% de los mutualistas de Muface), han recortado también su oferta de cuadros médicos y servicios sanitarios: por ejemplo, Adeslas no ofrece en Madrid capital ni un solo hematólogo para Muface.

Te seguirán tratando… si así se autoriza

Está garantizada la asistencia de los pacientes con enfermedades más graves (aunque tememos que en la práctica pueda haber inconvenientes con algunas pruebas, que dejan de estar cubiertas en los hospitales donde están siendo tratados, obligando a realizarlas en otro sitio…,, pero los afectados tendrán que cambiar de hospital en un plazo de 6 meses, que se amplía a un año en el caso de los pacientes de oncología y psiquiatría. Pasado ese tiempo, la aseguradora deberá ofrecer "una alternativa asistencial válida", sin concretar más.

Este cambio afecta especialmente a pacientes con enfermedades graves (y caras), que ya han comenzado un tratamiento, pues no pueden continuar automáticamente con el tratamiento en el centro en el que han empezado: tienen que pedir una autorización  a la aseguradora (así lo comunican en Adeslas y Asisa, dos de las más grandes), y esperar la resolución. Lo cierto es que el tiempo juega en su contra. Necesitan una solución inmediata.

Qué pueden hacer los afectados

Si el cuadro médico se ha visto muy limitado, planteáte cambiar de  compañía o pasar al sistema público: debes solicitarlo antes del fin de enero.

Si padeces una enfermedad grave y deseas continuar el tratamiento en el centro donde lo has iniciado, o con tu médico, y ahora ha causado baja:

  • Comprueba si otra aseguradora tiene concierto con el centro o facultativo que te está atendiendo y si es así pide el cambio a la nueva aseguradora en Muface antes de que acabe enero.
  • Si no está concertado con ninguna otra aseguradora, deberás optar por cambiar (a otra compañía o a INSS) o seguir en la misma, pero en este caso deberás solicitar una autorización a la aseguradora (el médico también debe dar su aprobación) y como mucho podrás continuar el tratamiento durante 6 meses más (1 año para oncología o psiquiatría).

Una decisión antes de que acabe enero

Ante la incertidumbre y la falta de conciertos con otras aseguradoras, muchos usuarios pueden optar por cambiar a la sanidad pública antes de que acabe este mes de enero.

Es posible solicitar cambios fuera de este plazo si el mutualista tiene la conformidad, expresada por escrito, de las entidades afectadas, si la Dirección General de Muface acuerda la apertura de un plazo especial de elección de entidades. También existe la posibilidad de un cambio extraordinario al I.N.S.S., pero debe ser aprobado por una Comisión Paritaria Muafce/Seguridad Social. 

Cambio con consecuencias

A juicio de OCU, Muface no ha defendido correctamente los derechos de sus mutualistas, ya que se debería garantizar que el tratamiento se completase (sin límite de tiempo) en el centro en el que se comenzó, puesto que la enfermedad se manifestó y el tratamiento se inició cuando el paciente estaba asegurado en esa compañía y con ese centro o facultativo concertado en su cuadro médico.

Desde OCU creemos que esto es una falta de respeto a los asegurados que durante años han estado contribuyendo a una aseguradora privada y que cuando lo necesitan se encuentran inconvenientes que les “animan” a cambiarse.

Por otro lado, si un volumen importante de funcionarios que estaban en Muface opta por pasar a la sanidad pública, pudiera suceder que algunos centros públicos se vean desbordados por falta de recursos, lo que podría afectar negativamente al resto de usuarios de la sanidad pública si no se proveen nuevos recursos al sistema. Exigimos que se destinen recursos suficientes y adecuados (tanto físicos como profesionales y presupuestarios) para cubrir esa demanda.


Imprimir Enviar por email