Noticia

Pestañas magnéticas: ¿algún riesgo?

30 diciembre 2021
pestañas magnéticas

Las pestañas magnéticas están de moda, su ventaja respecto a las postizas tradicionales es que no necesitan pegamento y además son más fáciles de colocar. Pero para evitar problemas se deben manejar con cuidado e higiene, y no ponérselas si hay algún problema ocular.

¿Son más fáciles de poner que las tradicionales?

Efectivamente y por ello están suscitando mucho interés en las consumidoras de estos productos. ¿En qué se diferencian a la hora de ponerlas?

  • Las pestañas postizas tradicionales se mantienen en su sitio mediante la aplicación de un pegamento, se espera a que este se seque y, después, se colocan cerca de la línea natural de nuestras pestañas. Aunque el pegamento cumple su función, es un método engorroso, que requiere mucha maña tanto para ponerlas como para quitarlas.
  • Las pestañas postizas magnéticas ofrecen dos métodos de aplicación más sencillos: el delineador o eyeliner magnético y las de tipo "sándwich", que intercalan las pestañas naturales entre dos juegos de pestañas magnéticas. Los dos tipos llevan unas pequeñas barras magnéticas a lo largo de la línea de las pestañas.

¿Cómo se colocan las pestañas magnéticas?

Primer consejo antes de usar cualquiera de estos métodos: lavarse bien las manos. También hay que ajustar o recortar las pestañas postizas para que coincidan con la anchura de nuestras pestañas naturales.

Si se usa un delineador magnético se debe aplicar a lo largo de la línea de las pestañas y dejar secar antes de adherir las pestañas magnéticas. Estos eyeliners contienen óxidos de hierro, un mineral pigmentado frecuente en cosméticos, que en este caso al estar en alta concentración, entorno al 40%, va a permitir que se adhieran los imanes.

Para el otro tipo de pestañas magnéticas en “sándwich” hace falta colocar un juego de pestañas superior y otro inferior en cada ojo. Se puede dar una capa de máscara de pestañas antes, para que se adhieran mejor. Los imanes de las pestañas superiores e inferiores deben encajar entre sí, intercalando las pestañas naturales en el centro.

Pero... ¿su uso implica algún riesgo?

Las pestañas magnéticas se consideran más seguras, de hecho, muchos consideran que las pestañas postizas tradicionales que utilizan pegamentos son bastante más agresivas. Por ejemplo, la facilidad de aplicación y retirada de las pestañas magnéticas hace que sean más delicadas con las pestañas naturales. Pero también pueden ocasionar riesgos como:

  • irritación,
  • reacción alérgica,
  • pellizcos en los párpados al aplicar las pestañas,
  • caída de las pestañas por tracción,
  • pestañas que crecen hacia adentro (triquiasis),
  • fatiga en los párpados,
  • infección del párpado (blefaritis),
  • lesión ocular si se aplican en movimiento (en el coche, en el autobús, etc.)
  • desarrollo de orzuelos,
  • y, en casos más graves, abrasión de la córnea. 

Si has utilizado las de tipo sándwich, no quites las dos tiras de pestañas a la vez, ya que podrías arrancar las pestañas naturales e incluso dañar el folículo. Se deben separar suavemente los imanes superiores de los inferiores.

Si has aplicado las pestañas con el delineador magnético, utiliza un desmaquillador de ojos y limpia cuidadosamente la capa de delineador. A medida que se disuelva, las pestañas magnéticas se desprenderán de forma natural.

Siete consejos para un uso satisfactorio

  1. Son reutilizables, y por higiene se recomienda lavarlas con un jabón suave después de cada uso.
  2. Si un producto causa irritación, deja de usarlo inmediatamente y retíralo de los ojos.
  3. No uses pestañas postizas, delineador de ojos o máscara de pestañas si tienes algún tipo de irritación o infección en los ojos o cerca de ellos.
  4. No se deben compartir las pestañas postizas.
  5. Respeta la fecha de caducidad o periodo de uso una vez abierto del delineador magnético (suelen ser de 6 meses).
  6. Para resultados más naturales se pueden utilizar solo trozos de las pestañas postizas, y ponerlas en la comisura del ojo.
  7. Evita llevar pestañas postizas todos los días para que las pestañas naturales puedan “descansar”.