Noticia

Colágeno en pastillas, ¿el nuevo antiarrugas?

07 julio 2016
Colágeno en pastillas

07 julio 2016

Disminuir las arrugas, mejorar la elasticidad o fortalecer articulaciones y tendones son algunas propiedades atribuidas a estos productos. Te contamos la evidencia científica de este suplemento casi milagroso muy de moda entre deportistas y uno de los productos más vendidos en nutricosmética. 

¿Animal, marino o vegetal?

En los últimos años han salido al mercado diversos suplementos que anuncian el colágeno como antiarrugas y para mejorar la piel, los llamados nutricosméticos, suplementos alimenticios con una supuesta función sobre la piel o el cabello que intentan hacerse un hueco entre nuestro arsenal de productos para luchar con el envejecimiento.

Si buscas una crema antiarrugas, entra en nuestro comparador:

Crema antiarrugas

El colágeno se encuentra en todo el tejido conectivo de los animales, formando parte de estructuras como tendones, cartílagos o piel. Es la proteína más abundante en los mamíferos. De hecho su nombre que viene del griego, significa pegamento. El que se utiliza en la industria alimentaria puede ser bovino o porcino, pero el más frecuente es el que se extrae del cartílago del cerdo.

Debido al rechazo que causa en algunos consumidores el tomar una proteína extraída del cartílago del cerdo, o en el caso de los vegetarianos, se anuncian otros tipos de colágenos, como colágeno marino o vegetal. El colágeno vegetal  no existe. Si algún suplemento menciona esto nos está tratando de confundir, o se refieren en realidad a pectinas o a otro tipo de polisacáridos que si son de origen vegetal, pero que nada tienen que ver con esta proteína y sus supuestos beneficios. El colágeno marino, en cambio, si existe, pero se extrae también de animales, aunque marinos.

Otra mención que vemos muy frecuentemente es colágeno hidrolizado, se trata simplemente de gelatina. La mayoría de los colágenos en forma de suplemento vienen hidrolizados para su mejor digestión. La hidrólisis del colágeno se produce hirviendo piel, tendones , ligamentos , huesos, etc. y el producto resultante es lo que conocemos como gelatina. También las gelatinas utilizadas en repostería son de la misma fuente, colágeno animal.



Imprimir Enviar por email