Informe

Autobronceadores: todo lo que necesitas saber

19 marzo 2014
Autobronceadores

19 marzo 2014

Estos cosméticos nos dan un color bronceado sin necesidad de exponernos al sol. Si vas a recurrir a un autobronceador, te conviene saber qué llevan y cómo funcionan estos productos. Y muy importante: no protegen del sol.

Un moreno artificial

Cuando se acerca el verano y las vacaciones a todos nos gusta vernos morenos,  pero también somos más conscientes de los riesgos de tomar el sol: envejecimiento de la piel, manchas, melanoma. Los autobronceadores pueden ser una solución para algunos ya que permiten lucir una piel tostada desde el primer día y, además, se pueden usar durante todo el año.

La publicidad nos dice que aplicándonos estas cremas, nos pondremos tan morenos  o más que si hubiésemos estado en la playa. Sin embargo, es importante matizar y analizar en qué consisten verdaderamente estos cosméticos. Y resaltar que por sí solos, estos productos no protegen de las radiaciones solares, a no ser que contengan en su formulación filtros UVA y UVB.

En el mercado encontramos varios tipos de productos autobronceadores que prometen ayudar a conseguir el tono deseado:

  • Las cremas, geles, esprays o toallitas autobronceadoras.
  • El autobronceado instantáneo, se llama así porque se aplica en cabinas de estética y centros de belleza, con un compresor o aerógrafo. El mecanismo de coloreado de la piel es similar al de las cremas autobronceadoras.
  • Complementos o pastillas para acelerar o potenciar el bronceado, aunque dicen que para actuar hace falta exponerse al sol. Son unos suplementos dietéticos, normalmente a base de betacaroteno. Su efecto es más un mito que otra cosa.

Imprimir Enviar por email