Noticia

Mascarillas para todo y para todos

Garantizar las mascarillas a los consumidores más vulnerables

El uso de la mascarilla es obligatorio en toda España en espacios públicos cerrados, y también en cada vez más espacios abiertos. En OCU tenemos claro que esta es una medida básica de protección, necesaria para prevenir los contagios y los peligrosos rebrotes, pero también que supone un importante desembolso que los consumidores más vulnerables tendrán dificultades para asumir: por la salud de todos, urge tomar medidas.

13 julio 2020
mascarillas

Ante la sucesión de rebrotes de coronavirus, distintas Comunidades Autónomas están obligando al uso de mascarillas también en los espacios públicos abiertos. Tenemos claro que es necesario usarlas, pero también que usarlas supone un importante desembolso que los consumidores más vulnerables tendrán dificultades para asumir.  

Otro recibo más

Esta nueva obligatoriedad del uso de mascarillas en espacios públicos abiertos, implica la necesidad de utilizarlas cada vez que se salga de casa.

La mascarilla es imprescindible, pero supone un coste adicional para los consumidores. Según los cálculos de OCU, el coste mensual en mascarillas para una familia cuatro miembros sería de entre 70 y 150 euros:

  • 70 euros si se adquieren mascarillas higiénicas no reutilizables (120 mascarillas a 0,60 céntimos/unidad).
  • 115 euros si se opta por  mascarillas quirúrgicas (120 mascarillas a 0,96 céntimos/unidad, que es su precio máximo).
  • 155 euros, como mínimo, si dos de los miembros de la familia pertenecen a un grupo de riesgo y necesitan mascarillas de más protección (60 higiénicas a 0,60 céntimos/unidad, más 60 FFP2 a 2 euros/unidad).

Ese dinero supone para los hogares españoles otro recibo más que sumar al resto de gastos fijos. Un gasto adicional inasumible para bastantes familias en un contexto como el actual, en que los efectos económicos del coronavirus se dejan sentir, en que muchas familias no llegan a fin de mes, y un 6% tiene dificultades para pagar la comida: para estos consumidores vulnerables es casi imposible hacer frente al gasto que supone cumplir la obligación de uso de las mascarillas.

Nadie sin mascarilla por no poder pagarlas

Desde OCU solicitamos que mientras su uso sea obligatorio, las mascarillas se distribuyan de forma ordenada, gratuita y periódica a través de los establecimientos sanitarios.

Para OCU, el uso obligatorio de mascarillas debería suponer su gratuidad total, al menos para las familias más vulnerables. El resto de consumidores debería contar con un suministro mínimo mensual que permitiera aliviar el impacto económico de una medida que tiene como objetivo proteger la salud de los ciudadanos, pero que tiene un importante impacto en su economía doméstica.

Queremos #mascarillasparatodos

Por eso desde OCU nos dirigimos a las autoridades sanitarias pidiendo que:

  • Se garantice el acceso de los ciudadanos a las mascarillas más adecuadas a sus necesidades.
  • Se fije el precio de todos los tipos de mascarillas y que este sea asequible para todos los ciudadanos.
  • Se asegure un suministro mínimo de mascarillas gratuitas a los ciudadanos, que cubra al menos en parte las necesidades básicas.
  • Facilite a las familias en situación de vulnerabilidad económica, la gratuidad total de las mascarillas necesarias. El objetivo es que no haya nadie sin mascarilla por no poder pagarla.

Movilízate y pide mascarillas para todos