Noticia

Leyendas urbanas sobre microondas

06 mayo 2015
leyendas-microondas

06 mayo 2015

Los microondas que podemos encontrar en las tiendas son aparatos seguros que han superado rigurosos controles de calidad. Pero existen multitud de falsas creencias sobre ellos y también muchas prácticas en las que se hace necesario tomar precauciones.

Comparador de microondas

Los microondas ya llevan entre nosotros varias décadas, y los que podemos encontrar en las tiendas son aparatos seguros que han superado rigurosos controles de calidad.

Pero existen multitud de falsas creencias sobre los microondas y también un buen número de prácticas en las que se hace necesario tomar precauciones. Éstas son algunas de ellas.

Falsas creencias

  • Las radiaciones modifican la composición de los alimentos. Es falso: las radiaciones que emiten los microondas simplemente hacen vibrar las moléculas y así se calienta la comida, pero no modifican los átomos ni convierten la comida en radiactiva.
  • Las microondas pueden salir al exterior del aparato. Es falso: si el aparato está en buen estado, las microondas no pueden atravesar las paredes ni la rejilla de la puerta. En nuestro análisis de seguridad medimos la emisión de microondas al exterior, y los valores encontrados son prácticamente nulos. Además, aún en el caso de que el microondas estuviera deteriorado y tuviera fugas, las ondas pierden intensidad muy rápidamente.
  • Para saber si un microondas tiene fugas se introduce un móvil en el interior, se cierra una puerta y se hace una llamada. Si suena, es que tiene fugas. Es falso: los teléfonos móviles no utilizan la misma frecuencia que los microondas. Puede que la protección de los microondas también impida que las atraviesen las de los teléfonos móviles, y de esto dependerá que suenen o no en el interior, pero esto no influirá en que el microondas sea más o menos seguro.

Verdades que requieren precaución

  • Algunos recipientes de plástico no deben utilizarse en el microondas. Es verdad: algunos recipientes plásticos pueden migrar materiales a los alimentos, al calentarse éstos. Por ello, sólo deben introducirse al microondas plásticos adecuados para su uso en microondas, o bien envases de otros materiales, como el vidrio.
  • Si hiervo agua en el microondas, el líquido puede proyectarse violentamente. Es verdad: cuando se calienta agua, no se suelen producir las típicas burbujas que surgen al hervir. Al introducir algún objeto, como una cucharilla, o mover el recipiente, las burbujas podrían aparecer violentamente y proyectar agua hirviendo hacia fuera, pudiendo producir quemaduras.

Imprimir Enviar por email