Consejos

Lavavajillas a mano: consejos para acertar

12 noviembre 2018
lavavajillas-a-mano

12 noviembre 2018

Aunque la mayoría de los hogares españoles cuentan ya con un lavavajillas, siempre viene bien tener un detergente líquido para fregar a mano algunos utensilios de cocina y no tener que esperar a una carga completa del lavavajillas. Es más, hay enseres como las sartenes antiadherentes que incluso es mejor fregarlas a mano.

En OCU hemos comparado 16 marcas diferentes de lavavajillas a mano y hemos realizado varias pruebas de laboratorio para conocer qué aspectos debemos priorizar como consumidores a la hora de comprar un detergente de estas características. Consulta el mejor lavavajillas a mano de nuestro estudio en:

Comparador de lavavajillas a mano

Tensioactivos, la clave contra la suciedad

Normalmente, pensamos que un detergente limpia más o menos según la cantidad de espuma que genera a la hora de fregar los platos. Esto es así porque la espuma es un efecto de los tensioactivos presentes en la composición, que son los que verdaderamente se encargan de limpiar la suciedad. Por tanto, cuanto mayor sea el porcentaje de tensioactivos que contiene un detergente, más limpios acabarán nuestros utensilios de cocina.  

Asimismo, y si prestas atención a la etiqueta de cualquier detergente, comprobarás que hay tensioactivos de distintos tipos y que cada uno tiene su función: los aniónicos se encargan de producir la espuma, los anfóteros son los más respetuosos con la piel y los no iónicos destacan por su capacidad para limpiar la suciedad.

Prioriza la eficacia al coste

Al escoger entre un lavavajillas u otro, el precio suele ser uno de los aspectos que más solemos tener en cuenta. Y, en este caso, no nos conviene escatimar si no queremos que lo barato nos acabe saliendo caro al comprar un producto más económico, pero menos eficaz.

En OCU hemos querido comprobar la eficacia de 16 detergentes y averiguar la cantidad de lavavajilla que nos haría falta para lavar el mismo número de platos. Pues bien, nos dimos cuenta que, a pesar de que 11 de los productos tienen un coste inferior a 2 euros, son pocos los que tienen una buena relación eficacia-precio.   

En el siguiente gráfico, podemos ver que el coste acumulado de lavar 1.000 platos aumenta según va bajando la eficacia de lavado del detergente analizado (cantidad de platos limpios con 2 g de producto). Por ejemplo, el coste de lavar 1.000 platos es bastante similar entre Fairy Extra (0,62 euros) y Aliada (0,65 euros). Sin embargo, la diferencia es que con 2 gramos de Fairy Extra es posible lavar hasta 66 platos, mientras que con la misma cantidad de Aliada solo 25 platos.  

En definitiva, lo más importante es fijarse en su eficacia en lugar de en el precio. Al usar un lavavajillas a mano más eficaz, no necesitarás añadirlo tan a menudo cuando friegues, irás a comprarlo con menor frecuencia y desecharás menos envases.

lavavajillas-a-mano-grafica

Consejos a la hora de lavar a mano

Fíjate en el color del estropajo

El color del estropajo no es una decisión estética de los fabricantes, sino que cada tonalidad está diseñada para un uso diferente:

  • Color verde: es el más habitual y sirve para limpiar las manchas sin problemas. Ahora bien, hay que ir con cuidado porque, si se frota muy fuerte, se podrían arañar algunos materiales.
  • Color azul: es el más adecuado a la hora de fregar superficies delicadas como, por ejemplo, los vasos o las copas de cristal.
  • Color negro: son idóneos para las tareas de fregado más duras o para aquellas que la fibra verde no es suficiente como, por ejemplo, las rejillas metálicas, el asiento ennegrecido de sartenes de acero o las cacerolas.

Enjuaga y escurre bien el estropajo

Antes y después de cada uso, enjuaga el estropajo con agua limpia y escúrrelo bien. De esta forma, evitarás los malos olores y las bacterias.

Ahorra agua

Si quieres ahorrar agua, tira los restos de comida a la basura ayudándote con una servilleta o un trozo de papel de cocina. También facilitarás el lavado y necesitarás menos dosis de lavavajillas.

Además, aprovecha el aclarado para colocar las piezas que aún tienen espuma debajo de las que estás enjuagando, de manera que el agua limpia llegue a todas las piezas que estén en el fregadero.

Coloca una rejilla en el desagüe

Pon una rejilla en el desagüe para evitar que los restos sólidos que haya en el fregadero acaben obstruyendo las tuberías.

Utiliza escurridor

La mejor opción para el secado es un escurridor, ya que facilita que el agua resbale sin tropiezos y el aire pase entre los platos. No olvides colocar los vasos y las ollas boca abajo para que se drene mejor el agua.


Imprimir Enviar por email