Guía de compra

Cómo elegir un frigorífico

guia compra frigos

Un buen frigorífico es un electrodoméstico imprescindible en nuestros hogares... Frigos hay muchos, ¿cuál es el tuyo? Acertarás si escoges el modelo de frigorífico que se ajuste a tus circunstancias: disponibilidad de espacio, uso, hábitos familiares y presupuesto. Te ayudamos a elegir.

Cómo elegir el frigorífico 

Lo primero es decidir qué tipo de frigo buscas: americano, combi, de dos puertas... Te contamos cómo es cada uno: sigue nuestros consejos para definir qué tipo de aparato te interesa más y se ajusta mejor a tus necesidades. Y además, procura elegir bien el lugar de compra: por un mismo modelo de frigorífico, según el establecimiento, puedes ahorrarte fácilmente más de 100 euros...

Descubre los mejores frigoríficos

Frigoríficos de dos puertas: sencillos y baratos

Los frigoríficos de dos puertas cuentan con un único circuito termodinámico para hacer funcionar la parte de nevera y del congelador. El congelador está situado en la parte superior.

Sus dimensiones son más reducidas que las de los frigoríficos combi, sobre todo, la altura. También son bastante más baratos. Sin embargo, sus prestaciones son bastante limitadas, en especial en lo que respecta a la congelación, ya que no pueden congelar una gran cantidad de alimentos cada vez y lo hacen más lentamente que los modelos combi. Además, las dificultades de descongelación del aparato hacen que no sean los frigoríficos más recomendables para un uso intensivo. Resultan indicados solo para viviendas con muy poco espacio, segundas viviendas, si no se va a utilizar prácticamente el congelador o si se busca algo muy barato.

El precio medio de los frigoríficos de dos puertas ronda los 280 euros.

Frigoríficos combi: congelan bien y enfrían mejor

Como indica su nombre, los combi son frigoríficos que combinan un congelador y un frigorífico (en este caso los cajones de congelación están abajo, mientras que la parte superior, de mayor tamaño, corresponde a la nevera).

Estos modelos tienen unas dimensiones estándar para encajar en huecos de 60 cm de ancho por 60 cm de fondo y una altura que oscila entre 1,80 y 2 metros. Esa mayor altura les confiere también mayor capacidad para almacenar alimentos, tanto refrigerados como congelados, que los frigoríficos de dos puertas.

El aparato cuenta con dos termostatos para regular las temperatura del congelador y de la zona del frigorífico de forma independiente. También es habitual que cuenten con dos compresores: de esta forma la tarea de congelación se agiliza, pero también se dispara el consumo de energía.

Los frigoríficos combi cuestan, de media unos 620 euros.

Frigoríficos americanos: si tienes espacio

Los frigoríficos americanos, también llamados side by side, cuentan con dos puertas verticales, una para la parte de la nevera, otra para el congelador. Muchos de ellos incorporan un dispensador automático de hielo y agua fría. 

Al igual que los frigoríficos combi, cuentan con dos termostatos diferentes pudiendo regular por separado nevera y congelador. La principal diferencia es el tamaño, los frigoríficos americanos son más anchos y más profundos (aunque también suelen ser más bajos). Esta diferencia proporciona un mayor volumen útil, aunque también un mayor consumo y menor velocidad de enfriamiento.

El precio medio de los frigoríficos side by side o americanos es de 850 euros.

frigoríficos mejores

¿Qué diferencias hay entre los americanos y los combis?

Principales diferencias entre frigoríficos americanos y combis: cinco criterios que debes valorar:

  • Altura. Los frigos americanos son, en general, más bajos, 179 cm de media, frente a los 197 cm de los combis (también hay combis de 180 cm pero, su capacidad es mucho menor). 
  • Anchura. La anchura del frigorífico es la gran diferencia: un americano suele tener unos 92 cm, bastante más que los 60 cm de media del combi. Además, necesitarás más espacio para abrir las puertas.
  • Profundidad. También es más grande en esta dimensión: el americano llega a los 74 cm (lo que normalmente supone sobrepasar la profundidad de una encimera estándar). El frigo combi, por su parte, tiene un valor promedio de 66 cm de profundidad. 
  • Volumen útil. La capacidad es, lógicamente, mayor en los frigos americanos: alcanzan 282 litros de refrigerador, que es un 50% más que la capacidad del refrigerador de un combi (187 litros). En el congelador la diferencia es aún mayor, pues el del americano duplica la capacidad del congelador del combi: 132 frente a 68 litros. 

¿Qué es la etiqueta energética?

A partir de marzo de 2021, los frigoríficos deberán lucir las nuevas etiquetas energéticas, que reemplazan al sistema vigente desde 2010. La transición, puede dar al comienzo lugar a confusiones, pues el nuevo baremo supone un reescalado de todos los productos y la calificación de viejas y nuevas etiquetas no coincidirá en ningún caso. La principal novedad es que se vuelve a un sistema de siete clases como máximo, que irán de la A (máxima eficiencia) a la G (los menos eficientes) y del verde oscuro al rojo. 

Además, dado que las pruebas para asignar una clase se vuelven más exigentes y los límites más estrictos, los aparatos presentes en el mercado quedarán encuadrados en categorías más bajas que las que tenían. Es más, de salida, los aparatos más eficientes y que hasta ahora lucían una A+++ mostrarán como máximo una B.

La nueva etiqueta aportará además otras informaciones, como el consumo ponderado en kWh, un código qr para acceder a datos más detallados del producto o la clase de emisión de ruido en una escala de la A a la D.

Por tanto, no te asustes si ves en nuestro comparador modelos de muy buena calidad que tengan tan sólo una etiqueta energética E. Se debe a que en su embalaje ya se ha incluido la nueva etiqueta que entrará en vigor el próximo marzo. En la tienda aún se verá que tiene una etiqueta A++. En marzo del año que viene, la etiqueta que se mostrará será la E.

¿Son mejores los frigoríficos no Frost?

No frost significa literalmente "sin escarcha". Es el sistema más común en los frigoríficos combi, ya que evita la formación de escarcha. El congelador tiene una cavidad interior adicional donde se aloja el evaporador. También cuenta con un sistema calefactor que retira el hielo que haya podido quedarse adherido a la nevera. El resultado es que se produce aire seco, que pasa al congelador mediante ventilación.

Ventajas

  • Sin duda su principal ventaja, y la más conocida es que no es necesaria la descongelación manual.
  • Debido a su sistema de producción de aire seco son recomendables para lugares en los que haya mucha humedad en el ambiente, ya que se generaría hielo con mayor facilidad.
  • Permiten que los alimentos se enfríen o congelen más rápidamente.
  • Tienen una mayor conservación de la temperatura en el interior del aparato respecto al exterior, siendo más uniforme.

Inconvenientes

  • Al funcionar con aire seco, puede resecar también los alimentos. Para evitarlo es recomendable envolverlos alimentos en papel film o plata, o guardados en un recipiente hermético.
  • Su ventilador funciona constantemente, por lo que, aunque sea un ruido leve, dependiendo del lugar dónde esté instalado, puede resultar molesto. 
  • Aunque no es necesario realizar la descongelación manual, sí que es recomendable realizar una limpieza a fondo del frigorífico al menos una vez al año, para asegurar su buen funcionamiento y prolongar su vida útil.

¿Y si apenas tengo espacio?

Los frigoríficos pequeños son ideales para lugares donde se dispone de poco espacio. También existen los llamados frigoríficos bajo encimera, que tienen múltiples medidas para adaptarse a diferentes ubicaciones  Además, a pesar de su tamaño reducido, mantienen las últimas novedades tecnológicas en cuanto a refrigeración y consumo, existiendo incluso modelos no-frost. Se pueden encontrar por ejemplo productos de 35 L capacidad por unos 100 euros. Su consumo suele ser muy bajo debido a su reducida capacidad, la eficiencia energética más habitual es A+.

¿Cuáles son los mejores frigoríficos?

Pues depende de tus necesidades. En cualquier caso, al elegir tu aparato debes valorar varios criterios.

  • Además de las dimensiones exteriores, que ya pueden condicionar tu elección, debes fijarte en el volumen útil del frigorífico.
  • La eficiencia y el consumo son criterios que deben pesar en tu elección. Además, son más respetuosos con el medio ambiente.
  • La instalación del aparato puede ser determinante para su consumo y eficacia: los frigoríficos deben colocarse lejos de las fuentes de calor y con espacio suficiente alrededor de forma que no se obstruya su sistema de ventilación.
  • Si sueles congelar alimentos, decántate por un combi o un americano.
  • Recuerda que frigorífico y congelador tienen temperaturas diferentes: es preferible elegir un modelo que disponga de dos termostatos y termómetros.
  • Los frigoríficos con tecnología “No Frost” consiguen evitar la formación de escarcha y la engorrosa tarea de la descongelación manual. Además, son capaces de enfriar y congelar una gran cantidad de alimentos.
  • Antes de comprar, cuando ya hayas decidido el modelo que te interesa, compara el precio en distintos establecimientos, y valora también las condiciones de entrega (transporte, instalación, retirada del frigorífico antiguo, etc.): así evitarás sorpresas. 

¿Ya tienes claro lo que buscas? Lo encontrarás seguro en nuestro

Comparador de frigoríficos

¿Cómo sacar más partido al frigorífico?

  • Conviene regular bien la temperatura de cada termostato (unos 3ºC para el frigo y -18ºC en el congelador), más frío del necesario no mejorará los resultados de tu frigo y, en cambio, gastará más energía.
  • Mantén limpio y ordenado el frigorífico: consumirá menos.
  • Evita introducir alimentos calientes.               
  • Cuando descongeles los alimentos, colócalos en la parte del frigorífico.