Noticia

Los seguros y las dudas que suscita el coronavirus

30 abril 2020
seguros y coronavirus

Los servicios ofrecidos por las compañías aseguradoras no se están prestando normalmente debido a la crisis sanitaria causada por el coronavirus. Ni ellas ni los asegurados las tienen todas consigo. Desde OCU damos la respuesta a algunas dudas que surgen con frecuencia estos días... y hacemos una petición: flexibilidad para rebajar las primas.

Cómo usar el seguro en estos momentos

Muchas cosas pueden estar ocurriendo estos días al mismo tiempo que padecemos la emergencia del coronavirus. Puede que tengas un siniestro doméstico, que quieras echar mano de un seguro de salud porque no te encuentras bien, que hayas perdido a un familiar y sea el momento de utilizar un seguro de decesos pagado durante años o simplemente, que tengas que recortar gastos y te estés planteando prescindir de algún seguro. Mira cómo actuar en cada caso.

Si llamas al seguro y no consigues que vengan

El estado de alarma provocado por el coronavirus ha hecho que los servicios se presten de forma anómala, ya sea por falta de equipos protectores para los operarios, dificultad para conseguir repuestos, restricciones a la movilidad... De ahí que muchos clientes tengan que aguantarse o salir del paso como puedan.

  • Si tienes un siniestro que admite una solución diferida, no adelantes el dinero (por ejemplo, si se ha incendiado una sartén y los muebles sobre el fogón han quedado tostados pero utilizables). Da parte y exige que se ocupen en cuanto sea posible.
  • Si la solución no puede esperar y la aseguradora da largas, podrías contratar a alguien para que haga la reparación (por ejemplo, si tienes un atasco en el baño y no lo puedes usar). Pídele al profesional que te haga un informe sobre el daño causado y su origen y mándaselo a la compañía junto a la factura. En estos casos bien documentados, te lo deberían reembolsar. Incluso deberían pagarte los daños y perjuicios causados por la inoperancia del seguro, salvo que puedan demostrar que el incumplimiento de tu petición se debió a una causa de fuerza mayor (imprevisible e inevitable para ella).
  • Si has tenido que hacer la reparación tú mismo, entendemos que tienes derecho a que más adelante un profesional la compruebe y la rehaga convenientemente. Además, si está bien hecha, la aseguradora debería compensarte por tu trabajo.

En todo caso, recuerda que la mejor protección empieza por tener un buen seguro.

COMPARA Y ELIGE EL MEJOR SEGURO DEL HOGAR

Si descubres que tu seguro excluye la pandemia

En los seguros de salud, es muy habitual que estén excluidos los servicios en caso de epidemia, pero también puede pasar con algunas coberturas en los seguros de decesos, de viaje o de vida. Hay que consultar cada póliza en particular.

Si tu aseguradora se niega a prestar un servicio o a pagar una indemnización de un siniestro cuyo origen sea el coronavirus, solo podrá hacerlo si en la póliza están excluidas las epidemias y la exclusión está expresamente firmada y aceptada por quien contrató el seguro.

No obstante, Unespa, la patronal de las aseguradoras, ha indicado en una nota de prensa que, de forma excepcional ,se están aceptando estos siniestros aunque estén excluidos en la póliza.

Por cierto, si eres uno de los socios que ha contratado el seguro de vida que OCU propone, has de saber que este ventajoso seguro sí cubre el fallecimiento o invalidez también por epidemia.

En todo caso, la mejor estrategia empieza siempre por evaluar la necesidad de cada tipo de seguro y en caso de que sea necesario, elegir el mejor. En el caso de la salud, por ejemplo, los socios de OCU pueden optar a un seguro de asistencia sanitaria especialmente ventajoso, tanto en lo que respecta a las coberturas como al precio.

COMPARA SEGUROS DE SALUD. NO TODOS SON IGUALES

Si el seguro de decesos ha servido de poco

Si has perdido un familiar en estos días, sea cual sea la causa es muy posible que todos aquellos actos que suelen organizarse con la ayuda del seguro de decesos (velatorio, entierro, funeral...), hayan quedado suprimidos o reducidos al mínimo debido a las precauciones tomadas durante el estado de alarma.

Por desgracia, estos días son muy normales los servicios funerarios exentos de toda solemnidad. Ni flores, ni ataúdes suntuarios... ni siquiera un velatorio como los acostumbrados. Esto significa, que no se habrán usado muchas de la coberturas por las que se llevaba tiempo pagando.

Lo ideal sería revisar a tiempo los servicios y capitales incluidos en la póliza y pedir que se eliminen los gastos superfluos (flores, ataúdes suntuarios...) con la consiguiente devolución del importe.

En todo caso, la mayoría de las pólizas establecen un capital asegurado concreto y si no se consume entero, se devuelve la diferencia.

Para conocer el desfase, pide a la aseguradora una copia de la factura de la funeraria, con los servicios y costes desglosados (esta factura también sale a relucir si los familiares quieren más servicios que los cubiertos y pagan ellos el exceso).

Incluso si no tenías seguro de decesos y has pagado directamente a la funeraria el servicio, ten en cuenta lo siguiente:

  • Durante el estado de alarma, los precios de los servicios funerarios no pueden ser superiores a los que estaban vigentes antes del 14 de marzo de 2020.
  • Si ya abonaste precios superiores a esos, la empresa debe devolverte la diferencia de oficio o justificar por qué no lo hace.
  • Si no te hacen el reembolso, pídelo en los seis meses siguientes al fin del estado de alarma.

La dificultad estriba en saber cuáles eran los precios antes del 14 de marzo porque los precios en este sector nunca han sido transparentes.

Así pues, si te parece que te han cobrado mucho, pide el libro de tarifas y si no te lo dan, presenta una reclamación para exigirlo y poder hacer comprobaciones.

¿Tienes el coche parado y crees que te sobra el seguro?

A más de uno se le ha cruzado esta idea por la cabeza: ¿si no puedo usar el coche por el estado de alarma, puedo ahorrarme los gastos que me supone? La respuesta es que salvo la gasolina, es muy difícil ahorrarse los gastos del coche por muy parado que esté.

Los papeles, en regla

Si tienes el coche en la vía pública, es obligatorio que tengas el seguro en vigor y la ITV en regla, aunque los plazos para pasar la inspección están suspendidos mientras dure el estado de alarma.

Si te tocaba hacer la ITV ahora, no te preocupes; puedes circular sin miedo a multas por esta razón. Eso sí, en cuanto pase el estado de alarma, pide cita previa.

Los permisos de conducir que caduquen durante el estado de alarma y sus sucesivas prórrogas, mantienen su validez hasta sesenta días después de que termine.

Si guardas el coche en una propiedad privada, podrías darlo de baja temporalmente en la DGT a fin de ahorrarte el impuesto municipal de circulación y el seguro. Pero el impuesto no se prorratea según los meses de alta (solo te lo ahorrarías si la baja fuera del 1 de enero al 31 de diciembre) .

En cuanto al seguro, casi ninguna compañía acepta devolver la prima no consumida en los meses de baja (según un sondeo entre las compañías de nuestro comparador, solo Atlantis y Mutua Madrileña lo hacen, mientras que Reale la guarda dos años como descuento de un seguro posterior).

No tener seguro implica asumir algunos riesgos y te podrían exigir responsablidades si hay problemas (por ejemplo, si el coche se incendia, aunque sea culpa de unos vándalos, y causa daños materiales o personales; si un familiar lo coge sin permiso y causa un accidente...). Así pues, toma todas las medidas que puedas para evitarlo.

Seguros de coche: OCU pide flexibilidad para rebajar las primas

En estos momentos en que tantas personas están empezando a pasar dificultades económicas, más de uno se plantea recortar gastos, también en los seguros.

Ante la extensión del confinamiento, desde OCU nos dirigimos a la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA), solicitando:

  • que las compañías permitan reducir el coste de las pólizas a todo riesgo, bien incluyendo una franquicia o aumentándola o, directamente, pasándola a terceros. 
  • que ofrezcan la posibilidad de suspender temporalmente el seguro de autos, mientra dure el confinamiento, siempre que el conductor disponga de un espacio privado para aparcarlo y lo dé de baja temporal en la DGT: ya hay algunas compañías que lo hacen (así sucede en Atlantis y Mutua Madrileña).

También solicitamos al Gobierno que desarrolle una norma para que las aseguradoras devuelvan la parte de la prima proporcional por la disminución del riesgo que han tenido como consecuencia del confinamiento.

Un buen seguro, la mejor opción

Recuerda, una vez más, que tener un seguro con buenas condiciones siempre será mejor durante la crisis y después.

EL MEJOR SEGURO DE COCHE PARA TI

Qué hacer si ves que no puedes pagar tu seguro

En estos días mucha gente que ha visto disminuir sus ingresos trata de recortar gastos superfluos, como puede ser el de un seguro de salud, dado que la sanidad pública tiene una cobertura imbatible, aunque a veces sea a costa de mayores tiempos de espera, etc.

Los seguros que contrata un particular suelen tener duración anual y se van prorrogando por años sucesivos, hasta que alguna de las partes se opone a la prórroga.

La Dirección General de Seguros considera que, si la póliza no dice expresamente lo contrario, la prima es indivisible: es decir, una vez que se empieza a pagar y aunque se haga de forma mensual, trimestral o semestral, el pago anual de la póliza debe completarse.

Eso quiere decir que si te propones, por ejemplo dar de baja un seguro de salud que vas pagando mes a mes (lo normal es que este tipo de seguros venza a 31 de diciembre) tendrás que seguir pagando hasta completar el pago de todo el año 2020. Eso sí, comunica con una antelación mínima de un mes al vencimiento (es decir, antes de acabar noviembre) tu intención de no prorrogar la póliza en 2021.

Si dejas de pagar a las bravas, la compañía podría reclamártelo, incluso judicialmente y lo normal es que ganara, con lo que no solo tendrías que pagar la prima completa sino probablemente también costas judiciales e intereses.

Otra posibilidad es intentar que el seguro quede en suspenso durante un tiempo, por ejemplo un año, y se reanude cuando tu situación mejore. Si tienes otros seguros con la misma compañía, usa como palanca la posibilidad de cancelarlos.

OCU puede ayudarte

¿Eres socio de OCU? Recuerda que si deseas información adicional sobre este tema puedes ponerte en contacto con nosotros.

Si no eres socio y necesitas asesoramiento sobre este tema u otro asunto, únete a OCU o llámanos al 91 300 91 55. Nuestros asesores podrán ayudarte en cualquier consulta de consumo.