Noticia

Probamos el súper online Amazon Prime Now

27 julio 2016
Amazon Prime Now

27 julio 2016

El pasado 20 de julio, Amazon sorprendía con el lanzamiento en España del servicio Amazon Prime Now, un fuerte nuevo competidor de los supermercados online. Para ponerlo a prueba y comprobar en qué consiste, cómo funciona y los aspectos positivos o negativos hemos realizado este pedido.

Valoración del servicio

Como conclusión podemos decir que la aplicación funcionaba bien, aunque a veces resulta un poco engorroso navegar por los productos en algunas secciones con bastantes referencias (mucho movimiento de dedo para pasar seguir bajando por la pantalla, por lo que en caso de saber exactamente lo que se quiere, es mejor usar el buscador). Se da muy buena información de los productos (al igual que en el supermercado de su web), superando también en este sentido a muchos supermercados online. Por supuesto, al haber entrado en la aplicación con el usuario Premium, el procedimiento de pago es rápido y sencillo.

El pedido llegó perfectamente dentro del horario que habíamos fijado (en la aplicación existe la posibilidad de ir viendo por donde se encuentra en cada momento nuestra comanda, que, en nuestro caso, no se puso en marcha hasta pasadas un par de horas). Un aspecto mejorable es que con las bolsas de cartón en las que venían nuestros productos, no apareció ningún albarán o listado de productos, aunque es verdad que siempre está disponible en la aplicación.

Los productos llegaron en buen estado. Los refrigerados, de hecho, sorprendieron por la temperatura. La carne llegó a un poco menos de 4 ºC, el queso fresco a unos 3 ºC y los yogures casi congelados, a menos de un grado centígrado. Sólo el sushi llegó un poco más templado, pero aun así a menos de 8 ºC. No hubo problemas, por tanto, por la rotura de la cadena de frío. Ningún producto rezumaba o estaba medio derretido. Únicamente se cometió el error de poner la botella de lavavajillas junto a productos alimenticios (lo que no debería hacerse) y el pan de molde mostraba algunas señales leves de haber sido aplastado.

En todo caso, la experiencia, a grandes rasgos, ha sido positiva, de modo que se puede considerar que los supermercados online españoles tendrán que ponerse las pilas, y rápidamente, para poder competir con la multinacional en un mercado con un futuro sin explotar como es el de la distribución online de alimentos. Como grandes puntos a su favor, destaca la rapidez en la entrega (aunque no siempre se pueda conseguir una entrega en menos de una hora), el buen servicio y la gratuidad del envío si aceptas esperar más de una hora para recibir tus pedidos. Por el contrario, sus puntos negativos serían la aparente limitación de unidades en almacén de productos frescos o congelados, que hace que muchos estén disponibles o no en un momento determinado, que exista un pedido mínimo relativamente alto para poder utilizar el servicio (19 €)… y que, de momento, sólo se pueda utilizar en Madrid y municipios próximos.


Imprimir Enviar por email