Noticia

Juguetes peligrosos en el mercado europeo

15 abril 2010
Juguetes peligrosos

15 abril 2010

Se ha publicado el informe anual del RAPEX, el sistema de alerta rápida de productos peligrosos: cada vez hay más alertas, y España es el país que más alertas notifica. Los juguetes protagonizan muchas de ellas.

RAPEX: cada vez más alertas

La Comisión Europea presenta el informe anual del RAPEX, el sistema de alertas rápidas de productos de consumo. Durante 2009 el número de alertas ha aumentado. Esto significa que el mercado está cada vez mejor vigilado, pero también que todavía son muchos los productos con riesgos para los consumidores que están a la venta en Europa. España es el país con mayor número de notificaciones a la red RAPEX, 220.

La seguridad de los productos debe seguir siendo una prioridad para las autoridades tanto nacionales como comunitarias.

Todavía hay muchos juguetes inseguros

La seguridad de todos los productos es una prioridad, pero especialmente cuando se trata de productos dirigidos a la infancia: es el caso de los juguetes que, un año más lideran el ranking  de las notificaciones, con 472 del total de 1993, un 28%.

En 2009, 13 países de la Unión Europea han participado en un proyecto para revisar la seguridad de los juguetes con el fin de adquirir una mayor experiencia en el trabajo conjunto de las autoridades de control de mercado en los distintos países y reforzar las reglas de seguridad.

En total, 14.000 juguetes fueron examinados para ver si cumplían la legislación en materia de seguridad. 803 muestras fueron enviadas al laboratorio, para hacer test sobre aspectos de seguridad mecánica o contenido de sustancias químicas: 200 modelos fallaron en los test de seguridad mecánica, mientras que 17 presentaban problemas con respecto a los requerimientos sobre contenido de metales pesados.

Un caso que ha venido a recordarlo: las antiguas figuritas de Mattel

La seguridad de los juguetes ha sido noticia estos días, porque se ha hecho pública una alerta del Ministerio de Sanidad y Política Social, a través del Instituto Nacional de Consumo de que en Canadá ha fallecido un niño de 10 meses como consecuencia de atragantarse con una versión de "Little People" anterior a 1991, debido a sus pequeñas dimensiones.

Esos mismos juguetes, en 1992, fueron causantes de la muerte de 7 niños, lo que obligó a Fisher-Price, a hacer un aviso público sobre la peligrosidad de los mismos. El peligro viene de que los niños menores de 3 años en la experimentación de su entorno se llevan las cosas a la boca y las piezas pequeñas tienen un alto peligro de ser tragadas. Las primeras normas de seguridad que contemplaban este peligro se hicieron públicas en España en 1989 y de carácter obligatorio en 1990.

La colección de juguetes "Little People" de Fisher-Price pertenceciente a Mattel tiene una presencia afianzada en el mercado desde hace muchos años. En nuestro último estudio de juguetes en diciembre de 2008 analizamos la versión actual sin encontrar problemas de seguridad.

Si tiene alguno de aquellos artículos antiguos tenga en cuenta que, por su peligrosidad, ya no es un juguete, sino un elemento de colección, pero que en este caso, asegúrese de mantenerlos fuera del alcance de los más pequeños porque van a llamar poderosamente su atención.

Este desgraciado accidente recuerda también la necesidad de revisar el baúl de los juguetes y deshacerse de aquellos en mal estado.

La OCU y la seguridad de los juguetes

En la misma línea que las autoridades nacionales y europeas, la OCU analiza periódicamente la seguridad de los juguetes y demás productos para niños (ver Juguetes: busque seguridad).

La experiencia de nuestros estudios nos permite extraer los consejos básicos de seguridad

  • Es importante elegir el juguete adecuado a la edad del niño.
  • Cuidado con las piezas pequeñas. Son uno de los riesgos más comunes, sobre todo para los niños de menos de 3 años, que suelen llevarse todo a la boca. En un juguete seguro y adecuado a su edad, el tamaño de las piezas está regulado para prevenir el riesgo de asfixia.
  • En la tienda, pase la mano por las aristas y los bordes para comprobar que no cortan ni tienen rebabas...
  • Los juguetes que sean muy duros y tengan elementos protuberantes pueden dañar a un niño pequeño.
  • Si el juguete lleva pilas, debe comprobar que el compartimento de las pilas es difícil de abrir. Si son recargables, fíjese en las indicaciones de seguridad, pues podrían producirse accidentes por calentamiento o cortocircuito.
  • Aunque está prohibido usar en los juguetes sustancias tóxicas, en la práctica, se venden productos para niños que incluyen en su composición tóxicos, como los ftalatos.
  • No compre juguetes con cintas o cordones largos si van destinados a los más pequeños.
  • Lea las instrucciones de utilización y advertencias de seguridad... y explíqueselas a los niños.
  • Revise periódicamente el estado de los juguetes, y tire los que estén estropeados o rotos.
  • Enseñe a los niños a recoger y guardar sus juguetes después de jugar, para evitar accidentes