Informe

¿Nos hacemos un carsharing?

01 marzo 2018
alquiler de coches con carsharing

01 marzo 2018

La necesidad de alquilar un coche ha ido cambiando con los años. Antes alquilabas para irte de vacaciones y hoy, además, para desplazamientos puntuales y en tu propia ciudad. Es lo que se llama carsharing. Te contamos cuáles son sus ventajas y lo que tienes que hacer para disponer de un coche aquí y ahora.

¿Quieres alquilar un coche por una hora o poco más? Si es lo que buscas, empieza a pensar en modo carsharing, es decir, usar y pagar un vehículo el tiempo que lo has usado y aparcar de manera cómoda en un parking o donde te venga mejor dentro de las zonas autorizadas por la compañía. Además, esta nueva modalidad de servicio tiene como máxima la promoción de formas de desplazamiento más económicas y sostenibles.

Te recordamos las plataformas que ya existen, Avancar (Madrid y Barcelona), Bluemove (Madrid, Barcelona y Sevilla), Clickcar (Bilbao), Cochele (Madrid y Sevilla), Ibilkari (Bilbao) y Respiro (Madrid), para que puedas empezar a usar este servicio si lo necesitas. Pero antes conoce cómo funciona:

  • Reservas el vehículo a través de una web o app. Antes debes registrarte para que te manden una tarjeta.
  • Lo recoges en uno de los parkings habilitados. La tarjeta te permitirá abrir el vehículo.
  • Los precios son por hora o por día. Las tarifas de alquiler incluyen combustible, mantenimiento, asistencia y seguro. Puede que haya que sumarle el kilometraje extra y/o cuota mensual.

Carsharing: nuevas formas de desplazarse por Madrid

Este último año han surgido diversas compañías nuevas de carsharing como Car2GoEmovZity y Wible en Madrid. Aunque la idea y el modo de alquilar es la misma, vemos algunas novedades destacables. Te las decimos:

  • Están dirigidas a desplazamientos breves, por eso facturan por minuto en vez de por hora.
  • Suele pagarse una cuota inicial aunque luego dicha cantidad se reinvierte en el usuario para cubrir los primeros usos, es decir, los gastos de alta se transforman en “saldo” para utilizar coches.
  • Los vehículos de carsharing no se encuentran estacionados en parkings, sino por la ciudad, es decir, podrás usar el vehículo más cercano, que podrás localizar a través de la app. Y puede estar en la puerta de tu casa.
  • El coche se abre utilizando la propia app, no necesitas ninguna tarjeta.
  • Todas las plataformas permiten reservar un vehículo con 20 minutos de antelación.
  • Generalmente, son coches pequeños y eléctricos, adaptados a un desplazamiento muy urbano para que te facilite la tarea de buscar aparcamiento.
  • Al estar pensados para desplazamientos cortos no hay problemas con su autonomía. El usuario deberá dejarlo siempre con una carga mínima, al menos un 10%, aunque no deben preocuparse por cargarlo, lo harán los operarios de la compañía.  
  • El aparcamiento en el centro de Madrid sería gratuito ya que se trata de coches eléctricos y ecológicos lo que significa que podrán estacionar en las zonas verde y azul sin problema. 

¿Con cuál me quedo?

Te mostramos las diferencias más llamativas entre estas plataformas de carsharing, que por ahora están presentes solo en Madrid, para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades.

 carsharing-plataformas 

Como puedes observar, el precio a pagar por cada usuario no sólo dependerá del coste por minuto, sino también de si decimos repartir el gasto entre todos los ocupantes del coche y del tiempo que vayamos a utilizar el vehículo, por lo que será recomendable tener en cuenta estas variables a la hora de escoger plataforma de carsharing.

¿Cuál me interesa más? 

  • Si quieres asegurarte de no tener problemas para aparcar, te recomendamos Car2Go por sus reducidas dimensiones, que permitirá aprovechar casi cualquier hueco. Además, tiene el mejor precio para 1 o 2 personas.
  • Por su parte, Emov sería la mejor opción para 3 o 4 personas. En precio empataría con Wible, pero sus dimensiones reducidas hacen que sea más fácil de aparcar que este último. Permite comprar packs de 100, 200 y 400 minutos, que reducen considerablemente el precio por minuto. Eso sí, estos tienen una validez limitada, por lo que se recomiendan solo para usuarios habituales.
  • Zity no es una buena opción por precio en ningún escenario, ni aun teniendo en cuenta sus tarifas planas de 21 euros por 4 horas o 36 euros por 4. Eso sí, cuenta con la opción standby que permite aparcar el coche por un tiempo limitado, por ejemplo, para hacer recados, y luego volver a cogerlo pagando 0,09 euros por minuto.
  • El vehículo de Wible es híbrido, lo que permitirá utilizar el vehículo en trayectos más largos. Tiene los mejores precios para 3, 4 o 5 ocupantes y también el mejor precio para trayectos largos, ya sean de más de una hora o de un día entero. Eso sí, es el de mayores dimensiones, lo que dificultará su aparcamiento, aunque la compañía ofrece plazas de parking subterráneas y bases propias para estacionarlo.

Motosharing, de moda

¿Y las motos? Compartir moto o motorsharing es también una solución para los que prefieren este tipo de vehículo. El funcionamiento es prácticamente idéntico al descrito para los coches.

Las empresas principales de motosharing son: Coup, eCooltra, Ioscoot, Motit, MovoMuving y Yugo 

  • Las motos se pueden reservar y gestionar desde el móvil.
  • Las flotas están compuestas por scooters eléctricas y en cada caso disponen de dos cascos adaptables.
  • ¿Y el precio? Un usuario puede llegar a pagar como mínimo 0,10 euros por minuto y como máximo 0,24 euros al alquilar una scooter

Imprimir Enviar por email