Informe

Derivados del vino: conócelos

13 octubre 2016
vermu

13 octubre 2016
¿Qué tienen en común el vermut, el cognac, la grappa o el pisco? Que son bebidas alcohólicas, claro... pero, ¿qué más? Pues que todas ellas son derivados del vino, producidas a partir de la destilación del vino o de sus residuos.

El vermú

Todas las regiones vinícolas del mundo elaboran bebidas a base de destilados del vino. El destilado se basa en calentar el vino a una temperatura de 78.5ºcl, que permita la evaporación del alcohol y de otras sustancias volátiles. Posteriormente la mezcla evaporada se enfría y se obtiene un alcohol concentrado que servirá de base para elaborar este tipo de bebidas.

Entre los derivados del vino más conocido están los vinos de aperitivo

  • Vermut: la palabra vermut deriva del alemán “wermuth” que significa ajenjo. El ajenjo es una planta con supuestas propiedades medicinales, conocida desde la antigüedad. Proporciona ese gusto amargo característico de los vermuts. De origen italiano, el vermut se elabora a partir de vino blanco, al que se le añade un alcohol donde han macerado una serie de plantas y especias, como el ajenjo, hisopo, coriandro, quina, enebro, clavos, cortezas de frutas, etc. Se le puede añadir azúcar, y raramente supera el 19% de alcohol en vol.
  • Vino quinado: Son unos vinos licorosos elaborados a partir de un vino dulce que se macera con sustancias vegetales, entre ellas la corteza de la quina, que le aporta un sabor amargo, y que se empleaba en la antigüedad para combatir la fiebre. Este tipo de vinos quinados se empleaban tradicionalmente para abrir el apetito de los niños.

Imprimir Enviar por email