Alerta

Retiran dos productos sospechosos de haber provocado botulismo

01 julio 2016
Botulismo

01 julio 2016

Se trata de judias blancas cocidas envasadas por Hermanos Cuevas S.A. y distribuidas por las cadenas de supermercados Bon Preu y Condis, y bacalao desmigado desalado Bon Preu y Royal envasado por Copesco-Sefrisa S.A. Ojo a cuáles son los lotes afectados.

La Agencia de Salud Pública de Cataluña ha identificado dos productos sospechosos de haber provocado un brote de botulismo que ha conllevado intoxicaciones. Dicho brote fue comunicado el pasado 29 de junio, y ambos productos fueron consumidos por las personas intoxicadas.

Las empresas responsables ya han retirado de la venta estos productos. Se trata de unas judias blancas cocidas y bacalao desmigado desalado:

  • Judias blancas cocidas (Mongetes cuites) en frasco de vidrio de 400 gramos, envasadas por Hermanos Cuevas S.A. y distribuidas por las cadenas de supermercados Bon Preu y Condis. Los lotes investigados son: L-146-16, L-155-16, L-166-16, L-160-16, L-127-16, L-120-16, L-082-16, L-116-16.
  • Bacalao desmigado desalado (Bacallá esqueixat dessalat) de 250 gramos marca Bon Preu y Royal, envasado por Copesco-Sefrisa S.A. Este producto puede encontrarse en varias cadenas de supermercados que el comunicado público no espécifica. Los lotes investigados son: 6144b1-144, 6151b1-151, 6158b1-158, 6159b1-159, 6165b1-165, 6167b1-167, 6172b1-172.

La cadena de supermercados Bon Preu tiene presencia sobre todo en Cataluña, aunque cuenta con siete tiendas en Aragón, y la Comunidad Valenciana. Condís también tiene una fuerte presencia en Cataluña, pero también en la Comunidad de Madrid, Castilla - La Mancha y Aragón.

Síntomas

El botulismo lo ocasiona la toxina que genera la bacteria Clostridium botulinum, que se produce en ausencia de oxígeno y es una de las toxinas más potentes que se conocen, por lo que la intoxicación es muy grave.

Los primeros síntomas son fatiga, debilidad, vértigo, visión borrosa, dificultad para respirar y hablar. La toxina finalmente bloquea las funciones nerviosas y puede producir parálisis respiratoria y muscular, e incluso causar la muerte.

Un diagnostico precoz es vital para las personas afectadas. Se les trata con antitoxina y se atiende a los síntomas respiratorios.

La presencia de este tipo de intoxicaciones alimentarias es muy inusual y casi siempre está vinculada con la elaboración casera de conservas.

Qué hacer

Si has consumido alguno de los alimentos implicados y comienzas a presentar alguno de los síntomas descritos, acude urgentemente a un hospital o contacta con el teléfono de emergencias 112. En algunas comunidades autónomas las urgencias sanitarias se derivan al teléfono 061.

  • Si tienes en casa alguno de los productos implicados, retíralo inmediatamente y devuélvelo al supermercado, exigiendo la devolución del importe.
  • Ante la duda, tira el producto a la basura. Las consecuencias de su consumo son muy graves.
  • Para disponer de más información, puedes contactar con la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria en este número de teléfono: 935 513 900.

Imprimir Enviar por email