Informe

¿Nos comemos los tóxicos de los envases?

01 febrero 2017
Seguridad alimentaria

01 febrero 2017

Algunos expertos afirman que ciertas sustancias potencialmente peligrosas pueden pasar del envase al alimento. Sin embargo, falta información acerca de los efectos y riesgos sanitarios que tiene esa “migración”. Te contamos los posibles peligros para la salud, los alimentos con mayor riesgo de migrar y los materiales más seguros. 

Materiales más y menos seguros

Mientras no sepamos exactamente cuáles son las sustancias más fiables, no podemos arriesgarnos a decir cuáles son los materiales más seguros. No obstante, el vidrio parece ser la mejor solución, seguido del acero inoxidable de buena calidad que no libera demasiado níquel.

Para evaluar el riesgo concreto, es necesario tener en cuenta también cuánta superficie está en contacto con el alimento y el tipo de contacto: el cartón casi nunca toca directamente el alimento pero el aceite o la grasa, a altas temperaturas, pueden llegar a disolver parte del envase. Por ello, en el microondas es más recomendable calentar el alimento en un plato de vidrio o cerámica.

¿Y el film plástico o aluminio?

Lo que sabemos hasta ahora es que el papel de aluminio no desprende una cantidad peligrosa de metal incluso con alimentos ácidos. En cuanto al plástico, hay que distinguir el polietileno del PVC plastificado. El segundo se “pega” mejor y es más fácil de utilizar, pero puede liberar grandes dosis de plastificantes en los alimentos grasos como el queso o la carne. La mayoría de los film plásticos que se venden son de polietileno. Conviene fijarse en la composición que figura en la caja.

El bisfenol en los biberones y la silicona, en tela de juicio

En 2011, por precaución, Europa prohibió el uso del bisfenol, que es disruptor endocrino, en los biberones. En España, la sustancia también está prohibida en los envases de alimentos para niños de hasta 3 años.

En cuanto a la silicona, en todos los moldes analizados en 2014, se detectaron compuestos químicos que pasan a los alimentos. Antes de usarlos por primera vez, prepara una pasta con agua, harina y aceite, hornéala y tírala. Lava los moldes en el lavavajillas con agua bien caliente.


Imprimir Enviar por email