Consejos

Come en la playa o en el campo sin correr riesgos

04 junio 2018
picnic campo

04 junio 2018

La mayoría de las intoxicaciones alimentarias las producen comidas que tenemos en casa, casi siempre por una mala conservación o una higiene poco adecuada. En verano conviene extremar las precauciones, y si vas a ir de pícnic, sigue nuestros consejos y evita riesgos.

¿Aprovechas los días de vacaciones para hacer excursiones y comer fuera? Disfrútalo, pero asegúrate de no correr riesgos, por ejemplo, al ingerir alimentos en mal estado.

La temperatura es clave

En demasiadas ocasiones vamos a la playa o al campo y nos llevamos comida que puede estropearse por el calor y provocar intoxicaciones. Una buena higiene y una temperatura adecuada son lo fundamental para evitarlo.

La mayoría de las intoxicaciones alimentarias se dan en casa, no en establecimientos, porque es difícil detectar los microorganismos patógenos, ya que no son visibles al ojo humano. Todos sabemos que no hay nada como la comida casera... pero si vas a ir a la playa o al campo y te vas a llevar comida de casa, asegúrate de que puedes conservarla adecuadamente. 

Los niños, las mujeres  embarazadas, los ancianos y quienes padecen alguna enfermedad son las principales víctimas de las intoxicaciones alimentarias. Saber manipular y conservar los alimentos es la mejor prevención para evitarlas. 

Limpio, fresco y a la sombra

¿No quieres jugártela este verano? Sigue nuestros consejos y evita que la comida se estropee cuando salgas de pícnic. El secreto es simplemente mantener los alimentos en buenas condiciones, para que estén siempre frescos y resulten nutritivos.

  • Conserva los alimentos adecuadamente en tus viajes, bien refrigerados y sin exponerlos a temperaturas extremas.
  • Si vas a utilizar una nevera portátil, lávala muy bien con detergente y comprueba que está bien seca antes de introducir en ella alimentos.
  • Envuelve la comida por separado antes de transportarla en la nevera.
  • No mezcles las bebidas con los alimentos en la nevera portátil y evitarás que aumente la temperatura en el interior cada vez que la abras.
  • Una nevera llena conserva mejor el frío. Si no vas a llenarla, plantéate utilizar una nevera más pequeña.
  • Al llegar a la playa o al lugar del picnic, coloca la nevera siempre a la sombra y tápala con una toalla de color claro. También se puede enterrar la nevera en la arena siempre que esté a la sombra.
  • Lleva siempre toallitas para limpiarte las manos siempre antes de manipular la nevera.

Imprimir Enviar por email