Noticia

Impuesto sobre el azúcar ¿afán recaudatorio?

01 diciembre 2016
impuestos sobre bebidas azucaradas

01 diciembre 2016

OCU muestra poca confianza en que el nuevo impuesto sobre el azúcar consiga reducir su consumo, ya que consideramos que sería más efectiva una reducción obligatoria de al menos un 10% de azúcares añadidos en los productos procesados.

El gravamen sobre los productos con alto contenido en azúcar ya se está aplicando en países como Reino Unido. Se plantea como una medida destinada a mejorar la salud y reducir el alto consumo de azúcar, algo que actualmente se sitúa en 94 gramos por persona al día en España.

Pero en OCU expresamos poca confianza en este tipo de medidas ya que parece más un afán recaudatorio del Estado que un verdadero interés por la salud del consumidor.  Ya sea porque por cada envase los españoles pagarán apenas unos céntimos de más o porque lo recaudado no se invertirá en campañas para la promoción de hábitos saludables, no creemos que este tipo de impuestos lleve a los españoles a dejar de tomar bebidas azucaradas.

OCU exige reducir un 10% de azúcar

Tal y como venimos reivindicando a través de la campaña “Menos Azúcar, Más Sano” en OCU creemos que es necesario avanzar, para eso consideramos imprescindible cambiar la situación, comenzando por:

  • Reformular las medidas para conseguir una reducción obligatoria de al menos el 10% de azúcares añadidos en los productos procesados, sin que se sustituyan por edulcorantes.
  • Mayor control de la publicidad dirigida a menores.
  • Mayor información en el etiquetado, queremos saber exactamente el azúcar añadido de los productos.
  • Impedir que productos con altos contenidos en azúcar lleven alegaciones de carácter nutricional, de salud, o de avales científicos que los respalden.

 Ayúdanos a conseguirlo firmando nuestra campaña sobre el azúcar.

Menos azúcar, más sano


Imprimir Enviar por email