Informe

Los kebabs suspenden en higiene y mezclan carnes de diferentes animales

07 octubre 2014
kebab

07 octubre 2014

Analizamos una muestra de 25 kebabs de ternera: tienen poco de folclore turco y mucho de preparado industrial con almidón, conservantes y carnes "sorpresa" de animales distintos al prometido. Una bomba calórica envuelta en pan de pita y lista para tu estómago. 

¿Qué estás comiendo?

El kebab como opción de comida rápida se ha consolidado y abundan los establecimientos que lo sirven a precios atractivos. 

Pagas poco, sí, pero ¿qué te estás tragando exactamente?

En busca de una respuesta hemos analizado una muestra: OCU compró 25 kebabs en 25 establecimientos diferentes de Madrid

Pedimos un kebab de ternera completo (con queso y salsas), lo metimos inmediatamente en un envase refrigerado y lo llevamos al laboratorio.

Los resultados son malos: carne de pobre calidad, una bomba nutricional y "sorpresas" en la práctica totalidad de las muestras:

  • Solo en un kebab detectamos únicamente carne de ternera.

Más pollo que ternera 

Pese a ser un plato muy popular entre los musulmanes, en 2009 se encontró carne de cerdo en numerosos kebabs de Reino Unido. El mismo escándalo se repitió en Suiza en 2013. 

Nosotros no hemos encontrado cerdo pero sí mucho pollo y algo de caballo y de pavo.

  • Pollo: 20 de los supuestos kebabs de ternera tenía pollo. En 6 muestras la mayoría de la carne (más del 60%) era pollo. En otras 11 oscilaba entre el 40% y el 60%. Tres de las muestras llevaban una pequeña cantidad (menos del 1%, quizás por contaminación cruzada: los kebabs de una u otra carne se preparan sobre la misma superficie y a menudo con los mismos cuchillos).
  • Caballo y pavo: el caballo estaba presente en 7 muestras y el pavo en 13, aunque en pequeñas cantidades (menos del 1%, el límite legal fijado por la Unión Europea). 
  • ¿Ternera 100%?: solo 1 de las 25 muestras cumplía lo que prometía y era un verdadero kebab de ternera. 

Carne de calidad pasable

La calidad general de la carne se queda en un aprobado raspado

Aunque no siempre sea del animal prometido, resulta aceptable y "solo" 9 muestras llevan más tendones y fibras de las deseables (medimos el porcentaje de colágeno -presente en tendones y carne fibrosa- en relación a la proteína total: el valor de referencia es que la carne picada de ternera no supere el 15%).

Eso sí, hemos encontrado mucho calcio. Esto indica que, una vez aprovechados todos los cortes "buenos" de carne, se ha rebañado a fondo el hueso (y parte de él termina en el kebab). 

Rastros de contaminación fecal

Las muestras analizadas sufren de carencias importantes en su higiene

Nada de salmonela ni listeria, pero 11 de las 25 muestras tenían enterobacterias coliformes en cantidades elevadas, síntoma de contaminación fecal (probablemente por lavar mal los vegetales o lavarse poco las manos). 

En 13 kebabs encontramos demasiados mohos y levaduras. 

En ninguno de los lugares visitados los cocineros vestían con gorro o guantes.

Más calóricos que el Mc Donald's

No será una sorpresa si decimos que este plato lleva mucha grasa y mucha sal. 

Si pides el kebab más contundente y lo acompañas con patatas fritas y refresco, te habrás tragado las tres cuartas partes de la energía que necesita un adulto para pasar todo un día. 

  • Hidratos: sobre todo por el pan, pero también por el almidón que lleva la carne. 24 gramos el kebab que menos tenía y 68 gramos el que más.
  • Grasas: de media la carne asada de ternera tiene un 11% de grasa rica en ácidos saturados, pero en nuestros kebabs el porcentaje oscilaba entre el 17% y el 30%. Además está la grasa de las salsas y la del pan. 23 gramos el que menos, 75 gramos el que más.
  • Proteínas: sobre todo de la carne. 21 gramos el que menos, 47 gramos el que más.
  • Sal: según la OMS no deberías tomar más de 5 gramos de sal al día (y con 3 gramos ya estás bien). El kebab más salado llevaba 5,89 gramos y el que menos 1,15 gramos. 

Si los comparamos con otras opciones de comida rápida:

  • los kebabs están de media (739 calorías y 4,5 g. de sal) por encima de una hamburguesa del Burger King (648 calorías, 2,3 g. de sal) o del Mc Donald's (510 calorías, 2,2 g. de sal). 

Imprimir Enviar por email