Informe

Comer sano no es caro

25 septiembre 2014
Comer sano

25 septiembre 2014

¿Es posible seguir una alimentación completa, equilibrada y saludable para toda la familia sin gastar mucho dinero? Rotundamente sí. No solo lo decimos, también lo demostramos. Recorremos los supermercados de todo el país para llenar nuestra Cesta Saludable: una selección de alimentos que pretende mejorar la dieta de los españoles. 

Así come España

Sabemos que para estar sanos hay que comer bien. Sabemos que hay que huir de la comida basura y que el desayuno es la comida más importante del día. Sabemos que tenemos que respetar la dieta mediterránea y comprar productos de temporada. Sabemos muchas cosas. Entonces, ¿por qué comemos tan mal?

No todo va a peor. Según un estudio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, empezamos a aplicar a nuestra vida cotidiana algunas de las cosas que sabemos: estamos comiendo más verdura, hortalizas y frutas que antes, y consolidamos un consumo adecuado de pescado y marisco. Pero el panorama general sigue dejando mucho que desear.

Los españoles se han apuntado a la moda de las dietas hiperproteicas y desequilibradas (más grasa, más proteínas, más sal...). La fórmula se vende bien, como demuestra el éxito de sucesivos gurús que hacen dinero a costa de demonizar a los carbohidratos. Y precisamente el estudio del Ministerio concluye que nos quedamos cortos en cereales, patatas y legumbres, mientras que nos pasamos de la raya en carnes, dulces y embutidos.

La ingesta media por ciudadano es de 2.754 kcalorías diarias, aunque con grandes diferencias entre comunidades, superando la media regiones como Castilla y León, Cantabria o Asturias, y situándose por debajo otras como Murcia, Valencia y Andalucía.

Nuestro consumo de grasas también es exagerado: aunque debemos mantener la virtud del aceite de oliva, para aproximarnos a una dieta más equilibrada tendríamos que limitar el consumo de mantequillas y otras grasas saturadas.

Con estos ingredientes se explican 3 cifras que hacen saltar todas las alarmas:

  • El 15% de los adultos españoles padece obesidad.
  • El 19% de los niños españoles padece obesidad.
  • El 7% de todo el gasto sanitario español se deriva de la obesidad.

Comer mal nos cuesta dinero. Lo paga nuestro organismo: la Organización Mundial de la Salud ha advertido de que las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y algunos tipos de cáncer crecen en los países desarrollados debido a una alimentación desequilibrada. Lo paga la sociedad: en época de crisis y recortes, el 7% de todo el gasto sanitario es mucho gasto. Y lo paga tu bolsillo: aunque muchos no se lo creen, comer sano no es caro.


Imprimir Enviar por email