Noticia

La bombona sube un 4,9% este verano

24 julio 2018
Precio bombona butano

24 julio 2018

A partir del 17 de julio, el precio oficial de la bombona tradicional experimenta una fuerte subida pasando de los 13,27 € a los 13,92 €, lo que se traduce en un incremento del 4,9% tras la última revisión. Este aumento es casi el máximo permitido, ya que desde que se estableció el nuevo sistema de fijación de precios, la variación máxima en cada revisión es de un 5%.

Si tienes butano en tu casa de la playa, la bombona te costará mucho más en vacaciones. Después de las subidas del invierno y las bajadas de la primavera, el verano llega con una fuerte subida del butano. Desde el 17 de julio, el precio oficial de la bombona tradicional de butano pasa de los 13,27 € a los 13,92 €, una subida del 4,9%. 

subida butano

Con este incremento, se rompe la tendencia de descensos que se produjeron durante las dos pasadas revisiones y que trajeron un abaratamiento de casi un 10% acumulado del precio de la bombona logrando que, por primera vez desde enero de 2017, el precio del butano fuera más barato que un año antes.

A pesar de esta subida, no obstante, el precio sigue siendo inferior hace un año, ya que en julio de 2017 también subieron con fuerza los precios, marcando un máximo no superado desde la implantación del nuevo sistema de fijación de precios en 2015.

Precio al alza, ¿y en la próxima revisión?

Concretamente, la bombona este verano es un 6,5% más barata que en julio de 2017. La subida que se ha producido en esta revisión se debe principalmente a la fuerte subida del coste de la materia prima y de los fletes (transporte), de más de un 15% en ambos casos, así como de una depreciación del euro frente al dólar. El hecho de que la subida haya rozado la máxima permitida permite sospechar, además, que puede que se haya generado un déficit de tarifa que, de acuerdo al nuevo sistema de fijación de precios, implique subidas en futuras revisiones del precio.

En todo caso, a pesar de que con el verano el consumo de butano disminuye notablemente en los hogares que lo emplean como fuente de energía todo el año, aumenta para las segundas residencias donde muchas familias se trasladan para realizar sus vacaciones. Para estos usuarios, aunque la noticia de la subida es un pequeño castigo a su bolsillo, tienen el pequeño consuelo de que el año pasado tuvieron que comprar más cara.

Recordamos a los consumidores que este precio máximo sólo se aplica a la bombona tradicional de butano, aquella que tiene 12,5 kilogramos de carga y que en vacío pesa más de 9 kilos. Las que poseen una tara inferior a 9 kilos o no tengan una carga entre 8 y 20 kilos tienen el precio liberalizado desde hace años, por lo que pueden costar más que este precio regulado.

 

 


Imprimir Enviar por email