Informe

Ahorra un 20% en gas y luz gracias a tus ventanas

25 septiembre 2015
Ventanas

25 septiembre 2015

La calefacción o el aire acondicionado no son los únicos elementos que influyen en que tu casa tenga una temperatura óptima. Disponer de unas buenas ventanas puede repercutir en un ahorro considerable si están correctamente instaladas y sigues nuestros consejos.

Cómo se lee la etiqueta energética

Uno de los elementos más detacados a tener en cuenta al comparar las características técnicas de dos ventanas para verificar cuál es la más idónea, es la zona climática en la que se encuentra la vivienda., que se refleja en la etiqueta energética.

La etiqueta se divide básicamente en tres zonas: la primera, que se refiere a la marca y modelo; en segundo lugar, la calificación energética en sí, con una escala de la A a la G para su comportamiento en invierno, y 3 niveles de eficiencia en estrellas para la clasificación de verano; y por último una tercera zona, dónde se indican los diversos parámetros para el cálculo que conduce a los resultados mostrados en la segunda zona y que deben coincidir con los del marcado CE del producto, por lo que para nosotros son los más importantes.

Las ventanas recomendadas para cada zona climática en función de su etiqueta energética serían las siguientes:

Como vemos, no es necesario instalar una ventana de etiqueta A para cumplir los requerimientos mínimos que establecen tanto la norma como el CTE, no obstante, esto no significa que si deseamos realizar una mayor inversión, no vayamos a obtener beneficios y ahorros. Como decíamos, lo importante es conocer el punto a partir del cual si realizaramos una mayor inversión, el beneficio sería interesante.