Informe

Ahorra un 20% en gas y luz gracias a tus ventanas

25 septiembre 2015
Ventanas

25 septiembre 2015

La calefacción o el aire acondicionado no son los únicos elementos que influyen en que tu casa tenga una temperatura óptima. Disponer de unas buenas ventanas puede repercutir en un ahorro considerable si están correctamente instaladas y sigues nuestros consejos.

Aprende a valorarlas

Desde junio de 2013, algunos fabricantes de ventanas incluyen de manera voluntaria una Etiqueta de Eficiencia Energética. Lo más importante de esta etiqueta, más que la letra o estrellas que presente, puesto que no existe ningún órgano oficial que lo regule, son las características técnicas que se recogen en ella, que ayudan a seleccionar la ventana adecuada.

Al margen de si es por la etiqueta energética o por la ficha técnica, se deben tener en cuenta una serie de parámetros:

  • Tipo de acristalamiento: monolíticos o doble acristalamiento.
  • Ruptura de puente térmico: el puente térmico es una zona donde se transmite más fácilmente el calor, por las características del material o por su espesor.
  • Transmitancia térmica de la ventana (U): es el indicador del flujo de energía a través de la ventana desde el lado caliente al lado frío. Cuanto menor es su valor, más eficiente es la ventana.
  • Permeabilidad al aire de la ventana (clase): es la propiedad para evitar las filtraciones de aire entre las zonas que separa. Se clasifica en clases de 0 a 4, siendo esta última la mejor clasificación.
  • Factor solar del acristalamiento (g): es la característica del vidrio que permite una mayor o menor transmisión de la radiación solar incidente hacia el interior de la vivienda. A medida que el factor g aumenta, más cantidad de radiación solar entra en la vivienda.