Consejos

Toma precauciones al usar el gas

06 octubre 2014
Gas

06 octubre 2014

Hacer uso del gas en casa es algo tan cotidiano que en demasiadas ocasiones no tomamos las precauciones necesarias. Por ello, conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones de la Asociación Española del Gas, Sedigas, que contribuyen a aumentar la seguridad.

Utilizar el gas en casa es algo tan cotidiano que muchas veces no tomamos las precauciones necesarias, y ahora que de nuevo se acerca el frío, conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones que marca la Asociación Española del Gas, Sedigas. Y si quieres saberlo todo sobre el gas y la luz, visita el blog de energía de OCU.

Consejos de mantenimiento

  • Se debe efectuar un contrato de mantenimiento de la caldera o bien con el servicio técnico o con un instalador autorizado para el mantenimiento de aparatos. La normativa actual obliga a revisarla cada dos años.
  • Es fundamental cuidar los aparatos e instalaciones de gas y mantener una limpieza adecuada y regular de los mismos. Por ejemplo, las conducciones de gas no deben utilizarse para otras funciones, como colgar cuerdas, ropa, o instalar tomas de tierra de aparatos eléctricos.
  • Es necesario llamar al servicio técnico del aparato o a un instalador autorizado si se van a modificar los conductos de salida de los productos de la combustión al exterior. En el caso de que acristale una terraza o el tendedero, deben quedar abiertas al exterior las rejillas de ventilación.
  • Hay que comprobar si en la cocina se dispone de un mismo espacio para la campana extractora y la caldera de gas atmosférica (no estanca). Si es así, ha de estar instalado un dispositivo o conmutador que impida el funcionamiento simultáneo de ambos aparatos.
  • Es necesario avisar al servicio técnico del fabricante o a una empresa instaladora autorizada si se detecta alguna anomalía o se van a hacer modificaciones en la instalación o aparatos de gas.
  • Se debe cerrar la llave general de paso del gas en caso de ausencias prolongadas del domicilio.

En la cocina

  • Es imprescindible comprobar el estado de la llama, que debe ser estable, silenciosa y de color azul. Si el humo de la llama tizna la base de las cacerolas es síntoma de una mala combustión.
  • Cuidado con el derramamiento de líquidos y las corrientes de aire, que pueden apagar la llama dejando el quemador abierto.
  • Hay que limpiar frecuentemente los quemadores de la cocina a gas con productos no abrasivos. La acumulación de residuos impide una buena combustión.

Si huele a gas

  • No se debe encender ningún aparato eléctrico, encender o apagar los interruptores de la luz, fumar o llamar por teléfono dentro del recinto donde se percibe el olor.
  • Es primordial abrir puertas y ventanas para que la estancia o local quede bien ventilado
  • Cerrar los mandos de los aparatos y la llave general de paso de gas es otro aspecto necesario. Deben quedar en forma de cruz con la tubería.
  • Se debe contactar con el servicio de atención de urgencias.
  • No ha de abrirse la llave de paso hasta que un profesional haya reparado la instalación.

Si necesitas una caldera de condensación, accede a la mayoría de modelos disponibles en el mercado en nuestro

Comparador de Calderas de Condensación


Imprimir Enviar por email