Noticia

Las calderas se revisarán cada 2 años

11 junio 2013

11 junio 2013

El reglamento ha cambiado y ya no es obligatorio revisar la caldera todos los años, sino que bastará con hacerlo una vez cada 2 años. Además, los aparatos de aire acondicionado se someterán a una inspección cada 4 años.

Las facturas llegan puntuales pero tus números no cuadran: ¿es posible pagar menos para calentar tu casa?

Comparador de Tarifas

 

Hasta ahora, las calderas se revisaban cada año y las compañías de gas aprovechaban para encasquetarte un servicio de mantenimiento que incluía la revisión más ciertas reparaciones. 

"Tiene usted que hacer esta revisión obligatoria" era el argumento más frecuente. Algunos fabricantes, interesados en vender sus servicios de mantenimiento, relacionaban  esta revisión anual con la garantía.

Cambios en el reglamento

Este es el nuevo reglamento:

  • calderas murales a gas: pasarán revisión cada 2 años (algo que ya ocurría en el País Vasco).
  • calentadores de agua (con potencia inferior a 24,5 kW): cada 5 años.
  • Otro tipo de calderas (gasóleo..): una vez al año.
  • equipos de aire acondionado: una vez cada 4 años.

La letra pequeña de la nueva norma

El problema del nuevo reglamento es que concede a los fabricantes la capacidad de fijar las operaciones y la periodicidad de estas  revisiones, siempre que lo especifiquen en los manuales de uso de sus calderas.

En la actualidad  estos manuales  recomiendan una revisión anual, pero sin detallar en qué consiste exactamente su propuesta de mantenimiento.

Esta letra pequeña no debería cambiar la realidad de la nueva norma, que dice que las calderas se revisarán una vez cada 2 años. 

Lo que interesa al fabricante

Los fabricantes quieren seguir vendiendo un servicio de mantenimiento. 

Al dejar en sus manos la recomendación de cada cuánto hay que revisar una caldera, ¿cuánto tardarán en reescribir los manuales para poner claramente que hay que hacerlo cada año o incluso cada 6 meses?

Lo que interesa al consumidor

Al consumidor lo que le interesa es ahorrar. Tener que hacer una revisión todos los años supone gastar mucho dinero en un producto -la caldera- que ya es caro de por sí. 


Imprimir Enviar por email