Noticia

Las teles consumen más de lo que dicen

06 octubre 2015
teles

06 octubre 2015

Tras el escándalo con Volkswagen, algunos han creído encontrar el mismo truco en las teles de Samsung. Se equivocan, pero es rigurosamente cierto que muchos televisores mienten y consumen más de lo que dicen, sobre todo Samsung. Lo hemos medido. 

Un escándalo llama a otro escándalo. Después de que Volkswagen confesase su DiéselGate, el diario británico The Guardian creyó ver la misma mentira en los televisores de Samsung.

  • Lo que ha hecho Volkswagen: instalaban un software que ayudaba al motor a hacer trampas. Cuando el coche era sometido a una prueba de emisiones contaminantes, el software se daba cuenta y ordenaba al motor que contaminase menos durante el examen. Así conseguían aprobar y salir al mercado con unas emisiones 9 veces superiores al límite fijado por la normativa.  
  • Lo que habría hecho Samsung: lo mismo que Volkswagen, pero con televisores. Implementar una función especial (motion lighting) que detecta cuando el televisor está siendo sometido a un examen, y reacciona alterando varios parámetros (luz de fondo, brillo) para bajar el consumo de energía. ¿El motivo? Conseguir una etiqueta energética mejor de la que en realidad merece. 

El supuesto truco de Samsung

Si en los Volkswagen el truco estaba en un software instalado en el ordenador de a bordo, en el caso de Samsung estamos hablando de la función motion lighting, incluida en el menú "Eco" de algunos de sus televisores. ¿Para que sirve?

  • Para "reducir el consumo de energía al bajar el brillo cuando hay movimiento en la imagen", en palabras de Samsung. 

¿Qué hay de malo en esto? En principio nada, pero la acusación va más allá y dice que esta función está hecha para engañar a los examinadores de la International Electrotechnical Comission (IEC)

Este organismo se encarga de que se cumplan una serie de estándares, entre ellos la etiqueta energética que dice si un televisor consume más o menos electricidad.

En concreto, la función motion lighting detectaría una de las condiciones del test de la IEC (la secuencia de vídeo IEC 62087). Al saberse examinado, la tele reaccionaría brillando menos y consumiendo menos, para así sacar mejor nota. 

El rumor no es cierto

Hemos analizado 7 televisiones Samsung de 2015 con función motion lighting (de la serie 5000 a la serie 9000).

Lo que hemos hecho es medir el consumo de energía con los ajustes por defecto (modo Home), sin modificar ningún parámetro. Lo hacemos primero con el motion lighting activado y después desactivándolo. 

Llegados a este punto, es cuando intentamos pillarles con las manos en la masa:   

  • 1. Reproducimos imágenes IEC 62087 (las condiciones del examen de la IEC): lo hacemos 3 veces, durante un total de 30 minutos. 
  • 2. Reproducimos imágenes IEC 62087 modificadas: se trata de intentar hacer trampa al tramposo. Si fuese verdad que la función motion lighting está hecha para trucar el consumo energético, no sería capaz de detectar nuestras imágenes IEC 62087 modificadas (insertamos partes cortadas de la señal original en otras posiciones en la línea de tiempo y sustituimos la señal de audio de 1kHz por música).
  • 3. Reproducimos películas de test: las que solemos usar en nuestros análisis para valorar la calidad de imagen. 

Los resultados son claros: 

  • comparando entre las diferentes imágenes, no hay diferencias en el consumo. Por lo tanto, el televisor no está identificando ni reaccionando ante una determinada secuencia. 
  • comparando entre motion lighting activado y motion lighting desactivado, las diferencias de consumo son grandes: sin la función motion lighting el consumo de los televisores Samsung aumenta significativamente (tanto en las secuencias IEC como con las películas de test). 

Pero engañan con el consumo

Los medios se han dejado llevar por el escándalo Volkswagen y han intentado aplicar la misma lógica a las teles de Samsung. Ya hemos visto que eso no tiene fundamento.

Pero tras analizar los datos de 785 televisores, de 32” a 55”, de LG, Panasonic, Philips, Samsung y Sony de los años 2014 y 2015, podemos decir que las teles de Samsung son las que peor mantienen sus promesas

Lo que hemos hecho es comparar el consumo de energía que anuncia el fabricante (ellos lo miden en Modo Home, con los ajustes por defecto) con el consumo real que obtienen cuando calibramos la imagen:

  • Samsung es la marca con mayor diferencia: entre un consumo anunciado de 67,30 W (modo home) y uno medido de 92,44 W (imagen calibrada). También es la que presenta mayor diferencia de calidad de imagen entre Modo Home e imagen calibrada (la calidad es un 21,68% mejor con la imagen calibrada).  
  • Philips también presenta diferencias considerables, con casi un 18% de aumento entre el consumo anunciado (48.90 W) y el medido (57.59 W). Y un 22,53% de mejora en la calidad calibrando la imagen con respecto al Modo Home. 

Consulta nuestro Comparador de TV


Imprimir Enviar por email